Archivo de la etiqueta: banderas amarillas

Las estrellas se alinearon a favor de Dixon en Iowa

Nadie, ni siquiera Scott Dixon, entiende cómo finalizó en segundo lugar en Iowa. Seguir leyendo Las estrellas se alinearon a favor de Dixon en Iowa

Anuncios

Power insiste en cambiar regla de pits

FOTO: Chris Owens/INDYCAR
Will Power es uno de los que están empujando para que los oficiales de la IndyCar modifiquen la regla de la entrada en los pits bajo bandera amarilla.
A pesar de que su victoria en Toronto de hace dos semanas se produjo en estas circunstancias, al verse beneficiado de un encadenamiento mientras sus rivales hacían su detención final, el australiano asegura que parte de una regla mal formulada que termina confundiendo al aficionado.

“La razón para cerrar los pits es por seguridad, con lo cual estoy 100% de acuerdo”, expresó en conferencia de prensa. 
No puedes tener a gente acelerando tras un accidente. Pero ahora, con toda la tecnología que tenemos, y somos patrocinados por una compañía que es grande para promover tecnología, Verizon, puedes tener no un Virtual Safety Car como lo hacen del otro lado del mundo (Fórmula 1) mientras todos mantienen su distancia, pero podrías tener un límite, cualquiera que sea, los pits se abrirían, podrías tener su oportunidad de parar en pits, después podrías sacar al safety car, todos se juntan y podrías hacer todavía un reinicio”.

Luego de que Beaux Barfield, encargado del área de competición en 2012, anunciara que la zona de boxes permanecería abierta durante las banderas amarillas encadenadas en eventos no ovales, y que posteriormente la decisión estuviera a discreción del Control de Carrera, esto se revirtió para 2015, cuando surgió la regla 7.1.3.3; esto ha definido muchas competencias en este tiempo, como Toronto y la edición de Mid-Ohio del año pasado, algo que a Power le parece inadecuado por el desorden que se provoca en los reinicios.
“Hay varios pilotos luchando por la victoria, y de repente se van al 15to o 12do. Hay un nuevo grupo, y después vuelve a aparecer la amarilla y provoca que haya un nuevo orden”, expresó.
“Para mí tiene un arreglo fácil y no hay razón por la que no lo deban hacer. Obviamente este año no se puede cambiar, pero estoy seguro que en futuro debe ser algo que debe ser examinado. Es absolutamente una lotería cuando esto pasa, ya sea si tienes una amarilla a tu favor o no”.
A pesar de sus dos pole positions históricas, Mid-Ohio es una de las cinco pistas, y única de tipo permanente, del actual calendario en la que el integrante de Team Penske no ha ganado; luego de ser el más veloz durante la jornada del viernes, espera poder superar específicamente a Scott Dixon, vencedor en cinco oportunidades, y acercarse a Simon Pagenaud en la carrera al título.
“Me encantaría ganar en este lugar. Hemos estado tan cerca. Dixon es definitivamente el punto de medición, y Ganassi en general. Ellos son muy fuertes aquí”, expresó.
Power es segundo en el campeonato, 47 puntos detrás de su coequipero.

Los protagonistas hablaron sobre la dificultad de rebases

FOTO: Chris Owens/INDYCAR Media
La edición 2016 del Gran Premio de Long Beach no dejó una buena impresión a los aficionados en función del espectáculo que la IndyCar Series había enseñado en los últimos años. Incluso los pilotos reconocieron esto durante la transmisión de televisión.
Desde Tony Kanaan hasta Josef Newgarden, afirmaron después de la competencia del domingo que se tenían que hacer cambios en beneplácito de los aficionados de un lugar que ha albergado este evento por más de cuatro años.
Incluso hubo algunos que argumentaron que debía haber cambios en la distancia total, la cual irónicamente pasó de 85 a 80 vueltas desde 2013 para evitar que las estrategias se basaran en el ahorro de combustible, algo que prácticamente todos efectuaron ayer domingo; sin embargo, Helio Castroneves atribuyó este contexto a las características de los aero kits que se utilizaron para este año, además del nivel de manejo de los pilotos.
“Es muy raro. Creo que es una de las cosas relacionadas con el paquete aerodinámico”, aseguró en la conferencia de prensa de ayer domingo. “Es muy difícil acercarte a otro piloto, al menos yo tenía ese problema. Pero siento que probablemente ese era el escenario. Entonces, si uno no se acercaba, no podía tomar la oportunidad o los pilotos jóvenes no pueden hacer errores, y la amarilla no aparecía”.
“No creo que sea cuestión de una distancia más larga. Creo que es cuestión de ese mismo escenario, y creo que por eso era muy difícil rebasar”.
FOTO: Chris Owens/INDYCAR Media
Scott Dixon, quien terminó segundo, respaldó el comentario del brasileño al resaltar que había utilizado prácticamente todos sus “push to pass” apenas pasada la mitad de la distancia.
“Intenté un par de rebases a Simon (Pagenaud), y lo más duro es el downforce que tenemos, las zonas de frenaje se han vuelto más pequeñas. Es difícil tal vez volver de una larga distancia y realmente frenar tarde para obtener una gran ventaja de ello”, describió.
“No me sentí cómodo al frenar más tarde de lo que fui, y no fue lo suficiente para hacer el rebase, y él obviamente cubrió todas las bases y colocó el auto en el medio del camino”.
El mismo Pagenaud reconoció la dificultad de manejar la generación actual de monoplazas, aunque tras observar videos de ediciones previas, resalta las velocidades que se alcanzan en estos días.
“El ritmo de los autos es muy rápido comparado con hace 10 años. Frenamos muy tarde, acumulamos mucha velocidad a través de las curvas y también somos muy rápidos en las rectas. Vamos a más de 190 mph (305 km/h) en las rectas ahora.
“Personalmente para mí fue divertido porque fue carrera pura. Fue hacer una perfecta vuelta de salida, estar en el límite en cada vuelta, entonces no es tan emocionante desde afuera, aunque pensé que la secuencia de pits lo hizo excitante”.
La de ayer fue la 49na ocasión en la que no hubo encadenamientos. El 100% de los participantes llegaron al final, algo que también ocurrió hace un año, cuando sólo hubo una bandera amarilla causada por escombros, y en Alabama, sede de la prueba de este fin de semana, en la que el auto de seguridad salió en dos ocasiones.