Archivo de la etiqueta: Dan Wheldon

GALERÍA: 14 veces seguidas que se define hasta el final

Por 14° vez consecutiva, el campeón de la IndyCar se definirá en la última carrera del calendario.
Seguir leyendo GALERÍA: 14 veces seguidas que se define hasta el final

Anuncios

GALERÍA: Los ganadores en St. Petersburg

St. Petersburg se ha convertido en uno de los eventos callejeros de IndyCar mejor recibidos a lo largo de los años. Seguir leyendo GALERÍA: Los ganadores en St. Petersburg

GALERÍA: Danica a través de los años

Idolatrada por unos, odiada por otros; lo cierto es que Danica Patrick forjó gran parte de su trayectoria, y de su popularidad, en la IndyCar Series. Seguir leyendo GALERÍA: Danica a través de los años

GALERÍA: La lucha, hasta la última fecha

Gracias a sus características, el campeonato de IndyCar ha logrado mantener la expectativa hasta el final de año. Seguir leyendo GALERÍA: La lucha, hasta la última fecha

GALERÍA: Datos curiosos que ha dejado Iowa

Iowa Speedway es un óvalo en el que la situación más impredecible del mundo de la IndyCar puede ocurrir. Seguir leyendo GALERÍA: Datos curiosos que ha dejado Iowa

Buddy Rice recuerda a Dan Wheldon

FOTO: Chris Jones/INDYCAR
Por Eduardo Olmos (@EOlmos en Twitter)

Buddy Rice disfruta el cálido atardecer de la Ciudad de México, intercambiando impresiones con sus colegas y asintiendo amablemente a las peticiones de fotografía de los aficionados.

Como si nada hubiera cambiado en los 10 años que pasaron desde que corrió en el Autódromo Hermanos Rodríguez.
El ganador de las “500 Millas de Indianapolis” de 2004 participa por primera vez en La Carrera Panamericana, tradicional competencia que se celebra en territorio azteca durante mediados de octubre, siendo co piloto de un Porsche 911 que porta los icónicos colores de Gulf Oil, además de ser patrocinado por Gas Monkey, la empresa de bebida energética y restauración de autos de la que es socio.
“Es muy divertida”, expresa, con una cerveza en mano. “Justo como fue en la carrera de Champ Car (en 2006, con Forsythe Racing), los fans son grandiosos, la organización es muy buena, el poder hacerla es muy bueno”.
Este evento se celebra en el quinto aniversario de los eventos ocurridos en Las Vegas Motor Speedway, que cobró la vida del ex campeón Dan Wheldon, con quien el originario de Phoenix, Arizona, compitió desde los días en la Fórmula Atlantic y en la época de la IRL, siendo protagonistas durante la campaña de 2004.
Ante ello, compartió con “IndyCar al Día” algunos recuerdos de su relación y lo que significó su fallecimiento.
“Fue desafortunado que terminara así, pero arrancamos nuestra primera carrera ahí en la primera fila en Homestead-Miami, y nuestra última carrera juntos (Las Vegas) fue arrancando en la última”, dijo.
FOTO: Ron McQueeney/INDYCAR
“Perder a alguien de esa magnitud y con un golpe así en las carreras de open-wheel es definitivamente triste por lo que pasó, pero sabemos el riesgo que tomamos y lo que pasa cuando nos subimos al auto, entonces debemos continuar con el legado de Dan y seguir corriendo”.
Rice no expresó su opinión sobre la evolución y cambios en los aspectos de seguridad que se han implementado en los últimos años, limitándose a decir que es complicado emitir un punto de vista cuando no se conoce la completa filosofía de las últimas administraciones.
“Todos intentan tan fuerte como pueden para hacerlo lo mejor posible; es muy difícil criticar, pero al mismo tiempo no todos saben cómo funciona, entonces todos empujan para que la seguridad sea mejor. No todos pueden estar de acuerdo pero todos quieren que sea lo mejor para todos”, indicó.
Parte de esta situación ha influido en sus decisiones sobre seguir participando en la IndyCar; a pesar de que ha tenido ofertas para subirse a un auto y correr en Indianapolis, no se ha sentido lo suficientemente cómodo para aceptarlas, por lo que se ha enfocado en otros planes.
“No ha sido la situación más correcta para mí, no ha sido como he querido. Cuando el acuerdo adecuado llegue, cuando quiera hacerlo, como esto (La Carrera Panamericana), hay otras aspiraciones que tengo como Le Mans y otras cosas, lo haré”, afirmó.
Rice compite en La Carrera Panamericana con un Porsche 911 (FOTO: Eduardo Olmos)
En los últimos años, Rice ha sido mentor de diferentes pilotos en el Mazda Road to Indy, además de ser manager de los equipos CFH Racing (hoy Ed Carpenter Racing) y Dreyer & Reinbold, que participó y patrocinó en la edición del Centenario con Sage Karam, pero como las miles de personas presentes en mayo pasado, disfrutó la edición 100 del Clásico del Mes de Mayo.
“Fue muy bueno por ser la edición 100. Se llegó a ese número, pero habrá que ver lo que pase en el futuro. Con Gas Monkey Energy tenemos muchas cosas por hacer, pero en cuanto a las 500’s, veremos lo que ocurra el próximo año”, declaró.
En 100 participaciones en el automovilismo de monoplazas, Rice consiguió tres victorias, ocho podiums, cinco pole positions y el tercer lugar en el certamen de IRL en 2004.

Power es el más reciente ganador en el Glen

FOTO: Dana Garrett/INDYCAR
Parece una eternidad desde la visita más reciente de la IndyCar a Watkins Glen.
Basta con decir que IZOD era el patrocinador de la categoría, que los modelos Dallara IR-03 eran los que estaban en uso. Adam Carroll hacía su debut con Andretti Autosport, que todavía tenía a Danica Patrick en sus filas. Seis brasileños tomaron la partida ese 4 de julio de 2010, con Rafa Matos y Mario Moraes como los mejores de aquella jornada, al finalizar cuarto y quinto.
No era novedad la presencia de otros latinos, como Ernesto Viso, undécimo con KV Racing, y Milka Duno, la cual a pesar de ser un dolor de cabeza para algunos, finalizó con tres vueltas de desventaja. 
Pero lo que no era una novedad, y sigue sin serlo hasta nuestros días, era el dominio de Will Power, quien logró la pole position, lideró 45 de las 60 vueltas pactadas y encabezó un 1-2 de Team Penske, ya que Ryan Briscoe fue segundo. Dario Franchitti completó el podium.
Recordamos los momentos más importantes de la edición 2010 del Indy Grand Prix of Watkins Glen.

Honran a Wheldon en Las Vegas

FOTO: Jim Haines/INDYCAR Media
En el marco de las actividades de la serie NASCAR en el óvalo de Las Vegas, Nevada, miembros de la prensa realizaron un pequeño homenaje a Dan Wheldon, dos veces ganador de las “500 Millas de Indianapolis”.
Jamie Little, de FOX Sports, y Brent Brush, especialista en marketing de la zona, presentaron la mañana de este sábado una placa conmemorativa del piloto inglés, quien falleció en el accidente de 15 autos en la que sería la última fecha de la temporada de la IndyCar Series de 2011.
Little fue amiga cercana de Wheldon y cubrió la mayoría de sus éxitos en la categoría, incluyendo su campeonato en 2005 así como sus dos victorias en Indianapolis. El día del accidente, ella fue la encargada de reportar desde el Centro Médico Universitario del Sur de Nevada, donde fue declarado muerto.

//platform.twitter.com/widgets.js

El 16 de octubre se cumplen cinco años del suceso ocurrido en el óvalo de 1.5 millas que no ha sido visitado por la serie desde entonces. La placa se encuentra en la curva 2 del autódromo.

EFEMÉRIDES: 3 de abril

CUMPLEAÑOS:
– Fermín Vélez (3 de abril de 1959)
Participante en seis eventos de la serie IRL/IndyCar en 1996 y 1997 con Andy Evans Racing.

El ex ganador de las “12 Horas de Sebring” y ex campeón de una de las divisiones del FIA SportsCar Championship, en la que también logró victoria en Le Mans, hizo seis apariciones en la Indy Racing League con un noveno lugar (Orlando 1997) como mejor resultado; asimismo, clasificó dos veces en las “500 Millas de Indianapolis”, llegando décimo en 1997.

El español falleció el 31 de marzo de 2003 tras combatir un cáncer que le aquejó por algún tiempo. Tenía 43 años.

FOTO: Archivo Indianapolis Motor Speedway/INDYCAR Media

COMPETENCIAS:
– IRL/INDYCAR SERIES: HONDA GRAND PRIX OF ST. PETERSBURG (3 de abril de 2005)
Se hizo historia en el automovilismo de monoplazas de primer nivel en Estados Unidos, luego de que Andretti Green Racing se convirtió en el primer equipo en acaparar los primeros cuatro lugares de una competencia.
Esto fue en el marco de la tercera fecha de la IRL/IndyCar de 2005, en la que Dan Wheldon aprovechó los problemas de Ryan Briscoe (Ganassi) para lograr su segundo triunfo de la temporada; el británico tomó el liderato faltando nueve vueltas para el final luego de que el australiano terminara en una barrera de neumáticos durante un toque con Tony Kanaan.
FOTO: Michael Vorhees/INDYCAR Media

Kanaan se las arregló para finalizar segundo, seguido de Dario Franchitti y el poleman Bryan Herta; Vitor Meira (Rahal Letterman) completaron el Top 5. Para Wheldon fue su único triunfo en una pista permanente/callejera.

La competencia vio accidentes como el de Helio Castroneves y AJ Foyt IV en la vuelta 12, uno de Franchitti y Scott Sharp en el giro 43, otro de Tomas Scheckter antes de las últimas detenciones, y el de Briscoe, quien había liderado 43 de las 100 vueltas pactadas en su tercera aparición en la serie.
FOTO: Ron McQueeney/INDYCAR Media

Esta fue la primera carrera sancionada por Indy Racing League en un circuito no oval, además de que fue el primer evento en St. Petersburg desde 2003.


– INFINITI PRO SERIES: GRAND PRIX OF ST. PETERSBURG (3 de abril de 2005)
En su anticipado debut, Marco Andretti ganó la primera carrera de la Infiniti Pro Series en las calles de St. Petersburg.

Al volante de un vehículo de Andretti Green Racing, el estadounidense logró la pole y, a pesar de perder el liderato ante Wade Cunningham (Brian Stewart), retomó el primer sitio faltando nueve vueltas para la bandera a cuadros; Nick Bussell (Jeff West) completó el podium.

FOTO: Ron McQueeney/INDYCAR Media

A pesar de finalizar sexto, Travis Gregg (Schmidt) mantendría el liderato general con tres puntos de ventaja ante Cunningham y cuatro por delante de Jon Herb (Young), quien abandonó.

Esta fue la primera carrera de Infiniti Pro Series en un circuito no oval, siendo la primera de la que hoy se conoce como Indy Lights desde octubre de 2001 (Laguna Seca).

El destino cruel: A tres años de Las Vegas

Ya son tres años sin la presencia física
de Dan Wheldon (Foto: IndyCar)

Cuando ocurrió el accidente de Jules Bianchi durante el Gran Premio de Japón de Fórmula Uno, volvió el interminable debate sobre el peligro que se corre en el deporte y la opinión pública, tan molesta como necesaria, tuvo influencia en la imagen de la categoría, la más importante del orbe, que quedó manchada y está curando sus heridas poco a poco, en parte con ayuda del largo descanso que se están tomando por el resto del mes.


Sin embargo, mientras espero como ustedes una buena noticia sobre la condición de Bianchi, no puedo dejar de pensar en varios de los eventos trágicos ocurridos en el deporte. El accidente de Dan Wheldon es el ejemplo ideal.

Octubre se ha caracterizado por muchos de los infortunios que han ocurrido al menos en los últimos 15 años: desde Greg Moore en 1999, pasando por los golpes que orillaron a Kenny Brack (2003) y a Dario Franchitti (el año pasado) a un cambio de aires, es una coincidencia que en esta época el deporte motor pase por estas situaciones; la lista es larga y por desgracia aumentó hace casi dos semanas (quién sabe qué pase en Talladega, muchos van con la sangre caliente).

Foto: INDYCAR Media

Pero lo que ocurrió el 16 de octubre de 2011 se lleva todas las palmas. La carrera final de la IndyCar que marcaba muchos sucesos como la salida de Danica Patrick, la lucha de Franchitti contra Will Power por el título, la despedida del viejo chassis Dallara y los famosos 5 millones de dólares que Wheldon podía ganar.


Era una carrera especial. De los 34 corredores vimos ese día a gente de la vieja escuela, como Franchitti, Tracy, Kanaan y Serviá, los contemporáneos como Tomas Scheckter y Buddy Rice y la futura generación con Rahal, Andretti y Saavedra. Llegó la vuelta 11… Quince autos se involucraron en el peor accidente que haya visto. Varias máquinas y autopartes volaban por los aires como si fuera una película de terror. Cualquiera lo puede ver por YouTube, yo no lo he hecho porque se revuelve mi estómago con el horror de las imágenes. Fue la viva cara de la prostitución del mejor deporte de todos.

El “saldo” fue de tres pilotos lesionados, Power, la chica Pippa Mann y el novato Hildebrand; Paul Tracy, Scheckter, Rice, Vitor Meira, Jay Howard y Alex Lloyd no han vuelto a correr en la serie, por diversas razones; Mike Conway dejó de correr en óvalos, él tuvo mucha mala suerte en cuestión de casi tres años, pero lo más trágico fue lo de Wheldon, bicampeón en Indianápolis y ex monarca de la serie, quien murió al instante por un golpe en la cabeza. Le tocó el infortunio de pegar contra un poste. Un par de centímetros detrás o delante y bien pudo correr con la misma suerte de otros, pero no. ¿Fue el destino? No lo sé.

Seguro a los aficionados de cabecera les pasó que, mientras los “sobrevivientes” dieron cinco vueltas honrando la memoria de “Lionheart”, estallaron en llanto. Así como Franchitti. Como yo. Ese homenaje también está en YouTube.

El 16 de octubre de 2011, 19 autos dieron 5 vueltas en Las Vegas
en honor a Dan Wheldon (Foto: Phillip Abbott/LAT Photo USA)

El día siguiente fue aún más pesado: la opinión pública, tanto medios como gente que no ve las carreras, a veces hablaba sin sentido, tanto en el aspecto humano como en el del deportivo. Diarios de todo el mundo tenían las imágenes en primera plana. Ni hablar de los programas con grandes audiencias. “Que los autos son muy peligrosos”, “que deberían dejar de correr en óvalos”, “que debería desaparecer esa serie”, y así podría ir por muchas páginas describiendo percepciones muy similares a las que surgieron ahora que pasó con Bianchi. ¿La culpa fue del comisario? No. ¿Bianchi aceleró de más? No. ¿Fue el destino? No lo sé.


Sin afán de defender o atacar pero ¿había que buscar culpables de manera incesante? Sí, estoy de acuerdo con que la modalidad del “pack racing” de la IndyCar de antes y los protocolos de la F-1 de hoy no eran/son los mejores, pero ambos eventos armaron una “tormenta perfecta” (la física y las investigaciones lo describen a detalle) para que tuvieran ese resultado y si ambos no hubieran ocurrido, creo que no mucho hubiera cambiado. Se privó de la vida a Wheldon y al menos a Bianchi de su carrera para revisar lo que está mal en el deporte y tomar acciones. ¿Ventanillas en los habitáculos? ¿Reduciendo velocidades? ¿Autos de seguridad en cada salida de pista? 

Mientras no irrumpa el espíritu de competencia, sin dejar de lado el espectáculo de la supremacía de uno sobre otro y la innovación de las medidas de seguridad, todo estará en orden dentro de lo que cabe, ya que como lo vimos hace dos semanas, uno nunca sabe lo que pueda ocurrir. Por desgracia, los accidentes y el morbo, no la competencia, son el tema que predomina en grandes audiencias. Pregúntenle a Tony Stewart, a quien no lo dejan salir del ojo del huracán injustamente. Lo único que hace es deshonrar la memoria de los que se fueron y dañar sin razón la imagen tan diferente que tienen los autos de carrera. ¿Fue el destino quien lo puso en la terrible situación de accidentarse en Canandaigua, Nueva York? No lo sé. 

Sé que el destino tiene mucho que ver en estas situaciones. También sé que ha sido muy cruel en los últimos 15 años, coincidentemente en octubre. Los héroes con los que crecemos y las hazañas que escribimos y compartimos, a veces son la razón por la que seguimos de este lado. Sin importar el riesgo ni los obstáculos, como todo en la vida, siempre están ahí, listos para la siguiente prueba, pero como cuando manejamos en la carretera o estamos en cualquier contexto, nunca sabremos a ciencia cierta lo que el destino nos presente. Así como a Jules. Tal como el gran Dan.