Indy 500 (FOTO: Chris Owens/INDYCAR)

Penske sigue optimista sobre asistencia en Indy 500

El optimismo respecto a la presencia de aficionados en las “500 Millas de Indianápolis” de este año sigue aumentando.

Ante la vacunación masiva que se vive en Estados Unidos, y en la cual el Indianapolis Motor Speedway ha contribuido con la aplicación de 16 mil vacunas (y la esperanza de que haya una jornada nueva de vacunación en abril), las posibilidades para que haya público en la 105º edición del clásico del automovilismo continúan siendo altas.

Si bien todavía no hay una cantidad específica de asistentes a permitir, y el escenario más optimista de Roger Penske es que se permita el tradicional cuarto de millón de personas en las tribunas para el 30 de mayo, este es un aspecto que se sigue trabajando con el gobierno local.

“Nuestro objetivo es tener 250 mil. Eso es lo que queremos tener. Está en exteriores. Tenemos el estadio más grande del mundo aquí y es una cuestión de dónde vamos a estar con el CDC (Centro para el Control y Prevención de Enfermedades), el Gobernador y el Alcalde, así que no tengo ningún número en el que me gustaría confiar”, afirmó este lunes en teleconferencia.

“No hemos tomado una decisión. Eso será en conjunto con el Gobernador y el Alcalde. Se escuchan todo tipo de números. El Derby de Kentucky (tendrá asistencia al) 50 por ciento. Entonces, creo que los números están mejorando mucho y ciertamente van a nuestro favor”.

“No correremos hasta finales de mayo, así que, recuerden, tenemos este cliente generacional, este invitado que viene a la pista desde hace muchos años y tiene sus entradas”.

“Creo que mientras estamos aquí, hoy tenemos más de 170 mil entradas que ya se han tomado, así que estamos en buena forma. Es una cuestión sobre si abrimos el resto para Admisión General y algunas de las otras cosas que tienen que suceder y que se limitarán básicamente a lo que especifiquen las autoridades”.

Hasta la noche de ayer domingo, el Gobierno estatal reportó que ya hay más de 954,000 habitantes vacunados, mientras la tasa de positividad del virus es de apenas 3.3 por ciento (3.1 en el Condado de Marion, donde se ubica el Speedway), por lo que las cifras se están acercando a las que hubo durante el verano pasado.

Además de la cifra de boletos vendidos, se tiene el escenario de una lista de espera para la Admisión General, con interés significativo del público para adquirir entradas para esta área.

Por eso es que Penske garantiza que, a diferencia del año pasado, no se tenga que cambiar la fecha de la Indy 500, que inaugurará los eventos deportivos para 2021.

“La buena noticia es que vamos a tener una carrera en el Memorial Day este año, que es exactamente lo que queremos, no tenemos que esperar hasta agosto y luego, por supuesto, volvemos con el Brickyard (400 de NASCAR)”, indicó.

“El Brickyard será todo el mundo (IndyCar, NASCAR Cup y Xfinity) corriendo en el circuito mixto, lo cual será fantástico. Hoy estuvimos afuera mirando todas las curvas, los apexes como lo han visto en todos los diferentes circuitos permanentes”.

“Estamos tratando de conseguir algo que sea significativo para que los pilotos tomen las curvas y, por otro lado, sea seguro. Ese ha sido realmente el enfoque, y también tendremos el Gran Premio al comenzar el mes de mayo”.

El caso de Indianápolis garantizaría la presencia de aficionados para el primer tercio del campeonato de IndyCar en 2021. Para la primera parte, también habrá asistencia limitada en Alabama y St. Petersburg, y se espera que ocurra lo mismo en la fecha doble en Texas. En octubre, el Harvest Grand Prix permitió un máximo de 10 mil asistentes por día.

Aún es temprano para anticipar la situación de junio a septiembre, pero Penske y su grupo de trabajo siguen en comunicación constante con los protocolos locales para ayudar en los protocolos a seguir, al tiempo de que los preparativos para el arranque de la temporada de IndyCar, pactado para el 18 de abril en Barber, continúan.

“Ustedes han visto la cantidad de equipos que están ingresando. Tenemos muchos equipos y pilotos nuevos, así que nos sentimos bien al respecto: lo que tenemos que hacer para competir”, enfatizó.

“Todos los muchachos están ansiosos por llegar a la pista y prepararse para salir. Jimmie Johnson, obviamente hay mucho interés en él. Trabajar con Chip (Ganassi) será una gran oportunidad”.

“En Team Penske, tenemos a Scott McLaughlin y él está aprendiendo al igual que Jimmie, pero es un momento emocionante para nosotros. Para mí, todos los promotores están cooperando y creo que eso es lo que marca la diferencia”.

Penske, de 84 años de edad, también reveló que ya recibió la vacuna de COVID-19.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s