Archivo de la etiqueta: conmoción

Arrow McLaren SP libera a Askew

Oliver Askew será liberado de sus funciones de Arrow McLaren SP cuando finalice la temporada actual de la IndyCar. Seguir leyendo Arrow McLaren SP libera a Askew

Solo fue un susto para Will Power

FOTO: Chris Owens/INDYCAR
Cuando los portavoces de la categoría anunciaron, cuando todavía no terminaba el Grand Prix at the Glen, que no podía manejar al ser diagnosticado con síntomas de conmoción cerebral, los recuerdos de principios de año volvieron a rondar por el pensamiento de Will Power.
Sin embargo, todo volvió a ser una falsa alarma.
Este martes, se ha anunciado que el australiano ha sido autorizado para participar en la final de temporada del próximo 18 de septiembre en Sonoma Raceway, al haber pasado el test de protocolo de conmociones de la categoría, la cual confirmó que este martes visitó el Centro de Conmociones de la Universidad de Miami, Florida, bajo la supervisión del Dr. Steve Olvey.
Ahí, se sometió a la Prueba de Evaluación y Conocimiento Inmediata para Post-Conmociones (ImPACT, por sus siglas en inglés) y a un examen llamado de “Proyección Vestibular/Ocular-Motriz (VOMS), mismas que aprobó.
“Will está bien”, dijo Olvey, quien fuera Director Médico en los eventos sancionados por CART. “Él llegó al Centro esta mañana y le aplicamos dos pruebas sofisticadas para determinar si había sufrido una conmoción en el fin de semana, y pasó ambas sin problema alguno”.
Power sufrió un considerable impacto con el guardrail del circuito de Watkins Glen, después de contactarse con Charlie Kimball a 21 vueltas de la conclusión de la Fecha 15 de la campaña en curso, afectando sus posibilidades para ganar el título, ya que su desventaja con el líder Simon Pagenaud es de 43 unidades.
En marzo, una infección en un oído le fue confundida con una conmoción cerebral que le impidió correr en la fecha inaugural en St. Petersburg, ya que un accidente durante la práctica previa a la clasificación magnificó los síntomas de dicha enfermedad. Oriol Serviá fue su sustituto en la carrera, aunque Power logró la pole position en la clasificación.
El siguiente evento en la agenda del australiano es el test colectivo que la categoría organiza tanto para los titulares de IndyCar como los de Indy Lights en Sonoma para este jueves.

Power manejará hasta la próxima semana

FOTO: Chris Jones/INDYCAR Media
Will Power declaró este miércoles que se encontraba mejor de salud y que estaría listo para subirse a un auto de IndyCar la próxima semana.
El integrante de Team Penske, quien en última instancia no sufrió conmoción alguna durante el fin de semana en St. Petersburg, ratificó que la infección de oído que contrajo semanas atrás fue la causa de los síntomas que provocaron que no corriera la primera fecha de la temporada.
“Antes de la clasificación no me estaba sintiendo muy bien y no estaba seguro si podía o no hacerlo. Trataba de mantenerme bien y sólo pensaba que debía salir, ver cómo me iba, e hice alrededor de una vuelta en llantas negras, después traté de ir desde ahí y me mantuve así. Sólo pensé que debía hacer una vuelta más y una vuelta más y después parar. Pero sí, no me sentía bien hasta ese punto”.
A pesar del buen trabajo que hizo su sustituto, el español Oriol Serviá, se sintió un poco mal por no estar presente en alguna carrera, algo que no ocurría desde hace 102 oportunidades, a finales de 2009 cuando tuvo múltiples fracturas en una práctica en Sonoma, California.
“Creo que obviamente fue duro tener que ver la carrera con alguien más manejando tu auto, pero sí, fue la forma en la que así fue. Hay que ir hacia adelante”, aseguró.
En teleconferencia, los doctores Terry Trammell y Steve Olvey detallaron los motivos por los cuales el diagnóstico fue diferente, aludiendo a que cada caso y circunstancia, como el hecho de que Power estaba enfermo, es muy especial.
“Si uno tiene una infección con fluido en la parte interna del oído como Will lo tuvo, eso puede causar una sensación de alteraciones en el equilibrio, vértigo, te puede causar náusea. Puede producir dolor de cabeza”, explicó Trammell, quien actualmente es consultor de la categoría y forma parte del Instituto de Seguridad de Deporte Motor de la FIA.
“Encontramos que nuestro mínimo para las conmociones resultan de algo más de 50 G’s, y probablemente están cerca a los 80 G’s o más para una conmoción, y el valor de un HIC (Siglas de Head Injury Criteria, o criterio de una lesión de cabeza) se acerca a 1000. El criterio de Will era de 44”.
“Tenía una mezcla de síntomas por una variedad de razones”.
Olvey, director médico de la serie CART de 1979 a 2003 y actual miembro del área de Atención Neurocrítica de la Universidad de Miami respaldó estas declaraciones, en las cuales aseveró que la exigencia física durante una carrera de este nivel también incluyó en las circunstancias.
“Una conmoción sin pérdida de conciencia o amnesia puede ser muy difícil de diagnosticar. Y la razón es que el paciente puede ser sintomático, el tipo de síntomas que se puede tener con una conmoción, pero también hay otras cosas que pueden causar ese mismo tipo de síntomas”.
“Estábamos al tanto de su infección de oído, la cual ha sido tratada adecuadamente y ha mejorado, pero también encontramos que tenía una tensión muscular cervical muy marcada que puede causar un débil tipo de dolor de cabeza”.
“Está relacionado con un problema de tensión muscular cervical, no una conmoción, y al volver al auto el martes no deberá tener problema”.
Por lo pronto, los médicos le han recomendado tanto descanso como se pueda y los medicamentos adecuados para contrarrestar el problema del cuello, pero al estar autorizado para manejar, compensará el tiempo perdido del martes de esta semana y hará un test privado en Barber, Alabama.
“Esa es la mejora medicina que puedes tener”, aseguró Power.

Al final, Power no tuvo conmoción

FOTO: Chris Jones/INDYCAR Media
El extraño desarrollo de eventos relacionados con Will Power dio otro giro la mañana de este miércoles, al anunciarse que no sufrió una conmoción durante el fin de semana.
INDYCAR ha señalado que el australiano tuvo efectos secundarios causados por una infección en un oído días antes del Grand Prix of St. Petersburg; sin embargo, una evaluación realizada en la Universidad de Miami reveló que no hay evidencia definitiva de conmoción alguna, por lo que ha sido dado de alta y podrá correr en Phoenix, en dos semanas y media.
“Los doctores en la Universidad de Miami concluyeron que los síntomas de Power no fueron resultado de una conmoción, y que pudieron estar relacionados a una persistente infección en la parte interna de un oído por el cual que estaba siendo tratado”, aseguró el Dr. Terry Trammell, actual consultor de la categoría, en un comunicado.
“No hay evidencia de que haya sufrido una conmoción en su accidente del viernes, lo cual es consistente con los datos del acelerómetro del oido y la evaluación obligatoria conducidas después del choque”.
El ex campeón de la serie tuvo un golpe importante durante los entrenamientos del viernes en St. Petersburg y, a pesar de romper el récord de pista en tres ocasiones y obtener la pole, no dejó de experimentar síntomas de náusea y vómito después de la clasificación.
La mañana del domingo volvió a someterse a un estudio para comprobar conmociones y, en primera instancia, se determinó que tenía síntomas de esta alteración neurológica, por lo que perdió la autorización para participar en la competencia; Oriol Serviá, su reemplazante, finalizó 18vo.
El australiano, quien ha sufrido de este mal en dos ocasiones durante los últimos seis años y medio, tampoco estuvo presente en las pruebas colectivas en Barber, Alabama, ayer martes.
“Dada la naturaleza de su infección, hubiera sido extremadamente difícil para Will el pasar el SCAT (siglas de la Herramienta de Evaluación de Conmoción Deportiva), lo que en última instancia lo llevó al diagnóstico”, explica Trammell.
Power pasó una prueba ImPACT (siglas en inglés de la Prueba Inmediata de Evaluación de Post-Conmoción de Evaluación y Prueba Cognitiva), junto con otras tomografías que arrojaron resultados normales, por lo que puede volver a subirse a un auto sin problemas.