Al final, Power no tuvo conmoción

FOTO: Chris Jones/INDYCAR Media
El extraño desarrollo de eventos relacionados con Will Power dio otro giro la mañana de este miércoles, al anunciarse que no sufrió una conmoción durante el fin de semana.
INDYCAR ha señalado que el australiano tuvo efectos secundarios causados por una infección en un oído días antes del Grand Prix of St. Petersburg; sin embargo, una evaluación realizada en la Universidad de Miami reveló que no hay evidencia definitiva de conmoción alguna, por lo que ha sido dado de alta y podrá correr en Phoenix, en dos semanas y media.
«Los doctores en la Universidad de Miami concluyeron que los síntomas de Power no fueron resultado de una conmoción, y que pudieron estar relacionados a una persistente infección en la parte interna de un oído por el cual que estaba siendo tratado», aseguró el Dr. Terry Trammell, actual consultor de la categoría, en un comunicado.
«No hay evidencia de que haya sufrido una conmoción en su accidente del viernes, lo cual es consistente con los datos del acelerómetro del oido y la evaluación obligatoria conducidas después del choque».
El ex campeón de la serie tuvo un golpe importante durante los entrenamientos del viernes en St. Petersburg y, a pesar de romper el récord de pista en tres ocasiones y obtener la pole, no dejó de experimentar síntomas de náusea y vómito después de la clasificación.
La mañana del domingo volvió a someterse a un estudio para comprobar conmociones y, en primera instancia, se determinó que tenía síntomas de esta alteración neurológica, por lo que perdió la autorización para participar en la competencia; Oriol Serviá, su reemplazante, finalizó 18vo.
El australiano, quien ha sufrido de este mal en dos ocasiones durante los últimos seis años y medio, tampoco estuvo presente en las pruebas colectivas en Barber, Alabama, ayer martes.
«Dada la naturaleza de su infección, hubiera sido extremadamente difícil para Will el pasar el SCAT (siglas de la Herramienta de Evaluación de Conmoción Deportiva), lo que en última instancia lo llevó al diagnóstico», explica Trammell.
Power pasó una prueba ImPACT (siglas en inglés de la Prueba Inmediata de Evaluación de Post-Conmoción de Evaluación y Prueba Cognitiva), junto con otras tomografías que arrojaron resultados normales, por lo que puede volver a subirse a un auto sin problemas.

4 comentarios en “Al final, Power no tuvo conmoción”

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s