Archivo de la etiqueta: 2016 – Boston

Organizadores de Boston se declaran en quiebra

FOTO: Christopher Evans/Boston Herald
El conflicto entre la IndyCar y los organizadores del Gran Premio de Boston parece lejos de resolverse, incluso después de haber cancelado la competencia que iba a llevarse a cabo en septiembre, y que eventualmente fue sustituida por Watkins Glen.
Este miércoles, la organización local, Boston Grand Prix LLC., se declaró en bancarrota y, aunque ellos mismos tomaron la determinación de no llevar a cabo la carrera del 1 al 4 de septiembre, exigen a la categoría y a sus deudores que contribuyan al proceso de devolución del dinero a los aficionados que ya habían comprado un boleto.
De acuerdo con documentos otorgados a la corte local, los promotores liderados por John Casey tienen deudas de casi 9 millones de dólares, incluyendo a más de 4 mil personas que habían adquirido entradas, cuyo monto a cubrir es de 1.6 millones de billetes verdes; entre los acreedores que estaban asociados con ellos están INDYCAR y Firestone, a quienes en total les deben alrededor de 4.5 millones.
Sin embargo, este grupo está cerca de emitir una contrademanda contra la categoría por concepto de “interferencia dolosa”; según medios locales, eso podría ocurrir tan pronto como mañana.
El mismo alcalde de Boston, Martin Walsh, ha pedido públicamente a INDYCAR que intervenga en la situación para poder devolver el dinero a los aficionados, mientras la Fiscal General de Massachusetts, Maura Healey, aseguró que seguirá con las investigaciones para que se aclare el destino del dinero que falta para cubrir la deuda.
Tanto la página web como las redes sociales del evento han desaparecido.
Anuncios

No habrá carrera de IndyCar en Boston

FOTO: INDYCAR Boston

IndyCar no correrá en las calles de Boston en el fin de semana del Día del Trabajo en Estados Unidos.

De acuerdo con el periódico The Boston Globe, la relación entre los promotores y el gobierno local se deterioró a tal punto que John Casey, organizador de la competencia, declaró que no se puede trabajar con ellos y tienen la intención de correr en otro lugar durante el fin de semana del 2 al 4 de septiembre.

“La relación entre nosotros y la ciudad no está trabajando”, declaró Casey al diario local. “La relación es insostenible”.

Posteriormente, Patrick Brophy, Jefe de Operaciones del Gobierno Local, ofreció el siguiente comunicado: “La ciudad siempre estará abierta a oportunidades que expongan de forma positiva a la misma, pero mientras continuábamos trabajando con el Boston Grand Prix, ellos fueron reacios o incapaces de alcanzar los requerimientos necesarios para sostener un evento de este tamaño. El Alcalde (Martin Walsh) cree firmemente en la protección de los contribuyentes y en limitar el impacto en los residentes, y no estamos avergonzados de haberlos llevado a un nivel muy alto”.

La categoría ha difundido un comunicado en el que “fue informada de esta decisión la tarde de este viernes, pero que por el momento es inapropiado hacer alguna declaración en la situación local o en algún prospecto de reemplazo”.

El portal de internet de The Indianapolis Star reporta que estarían buscando un Plan B para el evento; Casey, quien tomó el cargo de encargado principal de la organización en diciembre pasado tras la dimisión de Mark Perrone, también aseguró que se está trabajando en una alternativa en el área noreste del país.

Desde que en mayo de 2015 se anunció el evento en las calles del centro de la ciudad, una de las más populosas en Estados Unidos, ha pasado por diversos problemas, desde la tardanza en la obtención de los permisos necesarios con diversos organismos, como los Departamentos de Transporte, Portuarios y la Autoridad del Centro de Convenciones, hasta la inconformidad de residentes locales, quienes se oponían a la carrera ante eventuales problemas de contaminación y tránsito.

Hace 15 días, todo parecía indicar que se tenía luz verde para su realización, al haber firmado un acuerdo con las cinco entidades gubernamentales para que la planeación no tuviera ningún problema. Los boletos comenzaron a venderse desde los primeros días de marzo.

El gobierno local también publica este viernes que los promotores recibieron la extensión de un plazo hasta el 6 de mayo para completar los pagos correspondientes a los Departamentos de Transporte de la Bahía y de Puerto Aéreo, en el caso de que organice la carrera, que fueron parte de los acuerdos alcanzados durante el mes de marzo.

Boston habría sido la primera carrera en el noreste de Estados Unidos desde el Gran Premio de Baltimore, que se corrió de 2011 a 2013, y la primera en el estado de Massachusetts desde Loudon, New Hampshire, en 2011; en lugar de eso, sería el tercer evento que es cancelado por entidades ajenas a la IndyCar desde 2012 (Qingdao, China y Brasilia, Brasil).

Coincidentemente, el anuncio se hace 15 años después de la cancelación de la competencia de la serie CART en Fort Worth, Texas (VER: Efemérides del 29 de abril).

Miles: "Esperamos que Boston sea un gran éxito"

FOTO: Christopher Evans/Boston Herald
A pesar de la aparición de grupos locales que están en contra de la carrera, Mark Miles asegura que el nuevo Gran Premio de Boston de la IndyCar Series programado para el mes de septiembre.
Durante el Media Day que se llevó a cabo el martes pasado en Indianapolis, el CEO de Hulman & Co., dueña de la categoría y del Indianapolis Motor Speedway, declaró que tras reunirse la semana pasada con los promotores del evento, tiene la confianza en que todas las eventualidades que continúan presentándose serán resueltas.
“Creo que la respuesta más directa es que esperamos completamente que la carrera se lleve a cabo y que será un gran éxito”, dijo.
“No soy un analista político que pueda decir toda la verdad sobre lo que está ocurriendo allá, excepto que sé que nuestro promotor que trabaja con la oficina del Alcalde (Martin Walsh) ha trabajado muy duro para hacer reacomodos para la gente que vive ahí que pueda tener inconvenientes en algún alcance y para hablar sobre los problemas de cualquiera que pueda temer lo peor, si eso ocurre, con un nuevo evento que nunca hayan experimentado”.
A pesar de que a finales de año, el gobierno local y los organizadores llegó a un acuerdo con organizaciones privadas y de residentes para establecer un plan de logística que afecte a la menor cantidad de personas posible, medios locales no han dejado de reportar la existencia de grupos que le piden al Alcalde Walsh en no llevar a cabo la carrera, alegando diversos motivos, desde que podría ser subsidiado (es decir, que el gobierno tendría que invertir dinero aunque se ha asegurado que esto no ocurrirá) hasta problemas de ruido y contaminación.
No obstante, Miles dijo que el trazado de 11 curvas y 3.6 km abarca la jurisdicción de cinco diferentes entidades locales, por lo que la correcta coordinación y comunicación entre todas ha sido el reto más complicado hasta el momento; sin embargo, siente que para cuando se lleve a cabo en 2017, la gente querrá disfrutar más el espectáculo. El contrato con la serie es por cinco temporadas.
“Creo que será una localidad estupenda en una gran ciudad. Todos estamos emocionados sobre la oportunidad de atraer la atención de más estudiantes de universidad que estarán en la ciudad antes de que corramos. Es importante que funcione”, expresó.
Ryan Hunter-Reay, uno de los dos pilotos en haber visitado la zona en los últimos meses junto con Simon Pagenaud, subraya la organización y el potencial de la competencia, que se llevará a cabo el 4 de septiembre.
“Es el mercado perfecto. La pista es increíble”, exclamó. “No puedo imaginar cómo es que alguien puede organizar un circuito callejero porque hay tanta logística que debe llevarse a cabo. Cuando ves el sitio sin desarrollarse, los caminos, las calles de la ciudad, y ves dónde estará el túnel, es grandioso que siquiera se pueda llevar a cabo algo como eso”.
Por su parte, Pagenaud predice que será una pista muy veloz con frenadas importantes, pero que los aficionados disfrutarán la cercanía de los coches.
“Creo que será un gran área para la carrera alrededor del Centro de Convenciones. Estuve ahí para el Auto Show (de Nueva Inglaterra, a mediados de enero) y la gente estaba emocionada. Veremos”, dijo.
Este miércoles se anunció que la empresa cervecera Coors Light se unió a la lista de patrocinadores del evento, además de que se se siguen sumando agencias para la activación de eventos alrededor del Gran Premio.

¿Problemas en Boston?

FOTO: IndyCar Boston Facebook

Pese a las amenazas que han generado diversas entidades locales, la competencia a disputarse en las calles de Boston en 2016 sigue en pie.

Mark Miles, CEO de la IndyCar Series, aclaró en teleconferencia de prensa que se entienden las aprobaciones necesarias para llevar a cabo un evento de tal magnitud, pero que espera que no haya dificultades para que el 2 de septiembre del próximo año haya una carrera en las calles de dicha ciudad.
“Creo que la oficina del alcalde quiere dejar claro a todos que quiere que esta carrera se lleve a cabo. Ese siempre ha sido de nuestro entendimiento directamente de él y su administración, creo que es importante para la ciudad. Ellos piensan que será grande para la ciudad, una demostración de ésta para sacar adelante eventos deportivos, incluso los más complicados. Esa es su perspectiva”, declaró.
“Sin embargo, tiene que dejar en claro que ellos esperan que todos acepten y hagan esos acuerdos para eliminar cualquier incertidumbre sobre si pasará”.
Desde principios del mes de octubre, al polémica surgió cuando diversas organizaciones, tanto de gobierno como privadas y las dirigidas por residentes, comenzaron a emitir comunicados en los que advirtieron que la categoría todavía no había obtenido los permisos necesarios para la carrera, que incluiría una organización específica para no afectar las actividades convencionales; asimismo, medios locales aseguran que el evento sería subsidiado, es decir, que su financiamiento no provendría completamente de inversionistas privados.
Aunque hace aproximadamente tres semanas se presentó al patrocinador oficial del evento, las dudas han permanecido, al grado de que Martin J. Walsh, alcalde de la ciudad, ha dado un plazo de dos semanas para que la categoría y los promotores lleguen a un acuerdo con la gente del lugar.
Tal como se pronunció la semana anterior durante la presentación del calendario de 2016, Miles insiste en que todo estará conforme al plan. Incluso Ryan Hunter-Reay visitó el área del Seaport District hace pocos días, quedando emocionado sobre el futuro trazado.
“Todos entendemos que hilar las agujas y obtener las aprobaciones para una carrera callejera en un área metropolitana grande es difícil, incluso el mantenerla después de hacerla. Estamos conscientes de los desafíos pero creo que el costo-beneficio para tener la oportunidad de hacer algo grande en Boston está ahí”.
En los últimos años, las competencias de este tipo en IndyCar han tenido periodos muy cortos. Basta con ver la corta duración de los eventos en Baltimore (2011 a 2013), Sao Paulo en Brasil (2010 a 2012) y Houston (2013 y 2014), a causa de problemas políticos, financieros o de promoción.
El evento propuesto en Qindgao, China, fue cancelado hace dos años por conflictos con otro evento local, lo que representó pérdidas monetarias al serial, a la vez que residentes del área de St. Petersburg, Florida, comenzaron hace algunas semanas a cuestionar sobre el total de ingresos y beneficios que la IndyCar ha llevado con su competencia.
El calendario 2016 tiene nuevamente 16 fechas, en las que a pesar de la inclusión de Boston, Elkhart Lake y Phoenix, se dejó fuera a Fontana, Milwaukee y Nueva Orleans, por razones monetarias, de promoción o falta de acuerdo en la elección de una fecha.
Una posible cancelación en Boston dejaría al serial con 15 eventos en 14 pistas diferentes (Detroit será fecha doble), algo que no dejaría bien parada a la administración de Miles.

Boston, nueva plaza para la IndyCar

Foto: IndyCar Boston

El calendario de la serie más rápida del mundo del próximo año ganó un nuevo circuito callejero y será en Boston, durante el famoso Labor Day (Día del Trabajo) de la unión americana.

La capital del estado de Massachusetts recibirá por primera vez a la Verizon IndyCar Series, al firmar un acuerdo hasta el año 2020 y el trazado urbano, tendrá 3.620 metros de extensión y 11 curvas, siendo muy rápida y con muchas curvas de 90 grados.
El trazado callejero tentativo de Boston (FOTO: IndyCar)
El próximo año, el Labor Day, que es feriado en los Estados Unidos, será el lunes 5 de septiembre y el fin de semana de carreras está planeado del día 2 al 5, pero la carrera será el domingo 4.

“El nivel de entusiasmo que hemos recibido de la comunidad de Boston ha sido fenomenal y esperamos la presentación de la IndyCar en 2016”, expresó Mark Miles, CEO de Hulman & Co. y cabeza de la categoría.

Hay que recordar que el área del noreste del país ha carecido de eventos, ya que carreras como Loudon (en New Hampshire), Baltimore y Watkins Glen (Nueva York) desaparecieron gradualmente del radar de la serie.

La carrera será posible gracias al apoyo del gobierno local y al veterano promotor Mark J. Perrone, quien fungió en su momento como Manager del óvalo de Milwaukee, Vicepresidente de la extinta serie Champ Car y Director Ejecutivo de eventos de NASCAR realizados en Atlanta.

“No he recibido nada más que respuesta positiva de esta carrera”, dijo.

Boston es otro de los eventos confirmados ya para 2016: el Gran Premio en el circuito interno de Indianapolis será el sábado 14 de mayo, mientras que la edición 100 de las “500 Millas se llevará a cabo el domingo 29 del mismo mes; Barber, Milwaukee y Detroit están asegurados hasta el próximo año, Nueva Orleans hasta 2017 mientras que Long Beach estará hasta 2019.