¿Problemas en Boston?

FOTO: IndyCar Boston Facebook

Pese a las amenazas que han generado diversas entidades locales, la competencia a disputarse en las calles de Boston en 2016 sigue en pie.

Mark Miles, CEO de la IndyCar Series, aclaró en teleconferencia de prensa que se entienden las aprobaciones necesarias para llevar a cabo un evento de tal magnitud, pero que espera que no haya dificultades para que el 2 de septiembre del próximo año haya una carrera en las calles de dicha ciudad.
“Creo que la oficina del alcalde quiere dejar claro a todos que quiere que esta carrera se lleve a cabo. Ese siempre ha sido de nuestro entendimiento directamente de él y su administración, creo que es importante para la ciudad. Ellos piensan que será grande para la ciudad, una demostración de ésta para sacar adelante eventos deportivos, incluso los más complicados. Esa es su perspectiva”, declaró.
“Sin embargo, tiene que dejar en claro que ellos esperan que todos acepten y hagan esos acuerdos para eliminar cualquier incertidumbre sobre si pasará”.
Desde principios del mes de octubre, al polémica surgió cuando diversas organizaciones, tanto de gobierno como privadas y las dirigidas por residentes, comenzaron a emitir comunicados en los que advirtieron que la categoría todavía no había obtenido los permisos necesarios para la carrera, que incluiría una organización específica para no afectar las actividades convencionales; asimismo, medios locales aseguran que el evento sería subsidiado, es decir, que su financiamiento no provendría completamente de inversionistas privados.
Aunque hace aproximadamente tres semanas se presentó al patrocinador oficial del evento, las dudas han permanecido, al grado de que Martin J. Walsh, alcalde de la ciudad, ha dado un plazo de dos semanas para que la categoría y los promotores lleguen a un acuerdo con la gente del lugar.
Tal como se pronunció la semana anterior durante la presentación del calendario de 2016, Miles insiste en que todo estará conforme al plan. Incluso Ryan Hunter-Reay visitó el área del Seaport District hace pocos días, quedando emocionado sobre el futuro trazado.
“Todos entendemos que hilar las agujas y obtener las aprobaciones para una carrera callejera en un área metropolitana grande es difícil, incluso el mantenerla después de hacerla. Estamos conscientes de los desafíos pero creo que el costo-beneficio para tener la oportunidad de hacer algo grande en Boston está ahí”.
En los últimos años, las competencias de este tipo en IndyCar han tenido periodos muy cortos. Basta con ver la corta duración de los eventos en Baltimore (2011 a 2013), Sao Paulo en Brasil (2010 a 2012) y Houston (2013 y 2014), a causa de problemas políticos, financieros o de promoción.
El evento propuesto en Qindgao, China, fue cancelado hace dos años por conflictos con otro evento local, lo que representó pérdidas monetarias al serial, a la vez que residentes del área de St. Petersburg, Florida, comenzaron hace algunas semanas a cuestionar sobre el total de ingresos y beneficios que la IndyCar ha llevado con su competencia.
El calendario 2016 tiene nuevamente 16 fechas, en las que a pesar de la inclusión de Boston, Elkhart Lake y Phoenix, se dejó fuera a Fontana, Milwaukee y Nueva Orleans, por razones monetarias, de promoción o falta de acuerdo en la elección de una fecha.
Una posible cancelación en Boston dejaría al serial con 15 eventos en 14 pistas diferentes (Detroit será fecha doble), algo que no dejaría bien parada a la administración de Miles.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s