Bob Jenkins (FOTO: Eduardo Olmos)

Fallece Bob Jenkins a los 73 años de edad

El veterano cronista de radio y televisión Bob Jenkins, ex “Voz de las 500” quien fue inducido al Salón de la Fama del Indianapolis Motor Speedway en 2019, murió este 9 de agosto a los 73 años después de una valiente lucha contra el cáncer.

La voz del originario de Liberty, Indiana, se escuchó en todo el mundo durante cinco décadas a través del Indianapolis Motor Speedway Radio Network, ocupando varios puestos, incluido el de cronista principal de 1990 a 1998.

Jenkins fue una de las únicas cuatro personas en servir como cronista en los 54 años de historia de ABC transmitiendo las “500 Millas de Indianápolis”.

Con un estilo relajado y amigable que reflejaba su personalidad, el querido y respetado Jenkins presentaba las carreras de la NTT INDYCAR SERIES en televisión y era un colaborador frecuente del sistema de narración pública en IMS.

También fue maestro de ceremonias frecuente en funciones relacionadas con las “500’s”, incluida la Celebración de la Victoria (el banquete) de las 500 Millas de Indianápolis.

De una forma u otra, estuvo conectado a IMS durante más de 40 años, y su expresión más familiar fue el emocionante final de la carrera de 1992 entre Al Unser Jr. y Scott Goodyear.

“La bandera a cuadros está fuera, Goodyear hace un movimiento, Little Al gana por solo unas décimas de segundo, quizá el final más cerrado en la historia de las 500 Millas de Indianápolis”, comentó Jenkins en la radio, su voz de barítono subiendo unas pocas octavas.

El margen de victoria de .043s. sigue siendo el resultado más cerrado en los 105 años de historia de la carrera.

Jenkins asistió a sus primeras “500’s” en 1960 y dijo que solo se había perdido dos carreras desde entonces: en 1961 cuando no pudo conseguir que nadie lo llevara, y en 1965 cuando estaba de viaje como estudiante de último año de secundaria.

Incluso, apareció en la pista en mayo pasado mientras luchaba contra su enfermedad para recibir el Premio Robin Miller, donde pronunció un breve y conmovedor discurso de aceptación y fue recibido calurosamente por un gran grupo de amigos y admiradores de la comunidad de carreras y medios de comunicación.

Graduado de la Universidad de Indiana, Jenkins convirtió su amor por la música en un trabajo en la radio, primero como reportero de noticias en estaciones de Fort Wayne y Valparaíso y luego en la WIRE en Indianápolis como co-presentador de un programa de noticias agrícola distribuido a nivel nacional “AgDay”.

Tras asistir a las carreras em pistas de tierra de Indiana con su padre, consiguió su primer puesto en el automovilismo en 1979 como locutor en la recta trasera en IMS Radio Network. Su amigo Paul Page, miembro de ese equipo de transmisión y empleado de la estación rival WIBC, lo ayudó a conseguir el trabajo. Más tarde, Page le ayudó a iniciar la USAC Radio Network.

Jenkins fue uno de los primeros talentos al aire de ESPN cuando el canal se estrenó en 1979. Durante más de 20 años, fue la voz principal de las carreras de NASCAR para ESPN y ocasionalmente para ABC, incluidas las primeras siete ediciones de la Brickyard 400 en IMS.

Jenkins en mayo pasado (FOTO: Chris Owens/Penske Entertainment Corp.)
Jenkins en mayo pasado (FOTO: Chris Owens/Penske Entertainment Corp.)

Su mancuerna con los ex pilotos de autos stock Ned Jarrett y Benny Parsons se convirtió en uno de los tríos populares en la historia de la transmisión de automovilismo en Estados Unidos.

Si hubo una forma de deporte motor en la televisión estadounidense, es probable que Jenkins haya estado involucrado en ella en algún momento de su carrera.

Junto con su trabajo en NASCAR e IMS, Jenkins laboró para la compañía con sede en Indianápolis que produjo las transmisiones populares de la serie “Thunder” de ESPN de las carreras de USAC Sprint Car y Midget, y fue el presentador de “SpeedWeek” en ESPN.

Su voz se usó en varios videojuegos y películas de automovilismo, incluidos “Days of Thunder”, y “Talladega Nights: The Ballad of Ricky Bobby”, centrados en NASCAR

Jenkins sobrevivió a un cáncer de colon en la década de 1980 y se retiró de la televisión en 2012 para cuidar a su esposa, Pam, que tenía su propia batalla contra el cáncer. Ella murió en octubre de ese año.

En febrero de 2021, Jenkins reveló que le habían diagnosticado dos tumores malignos detrás de la sien derecha luego de un fuerte dolor de cabeza en la noche de Navidad.

Descanse en paz.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s