Newgarden (FOTO: Joe Skibinski/INDYCAR)

INDYCAR: “Nashville será como Mónaco”

La expectativa sobre la primera edición del Gran Premio de Nashville es tal que la directiva de IndyCar ya la califica como una de las mejores del mundo.

El evento que debuta en el campeonato este fin de semana es el primero desde el intento que se hizo en 2011-2013 para hacer de Baltimore un destino permanente para el automovilismo estadounidense.

Pero analizando el proyecto que se consolidó desde hace tiempo, y se formalizó hace casi once meses, el Music City Grand Prix se perfila para competir con Long Beach y las mismas “500 Millas de Indianápolis” como una de las joyas de la corona de la serie y el deporte en general.

“Es difícil expresar qué emocionado estamos al estar aquí. Esta historia comenzó hace seis años. Creo que es al menos mi sexto viaje aquí, planeando y en última instancia pulling the trigger para crear este evento espectacular”, afirmó Mark Miles, Director Ejecutivo de Penske Entertainment Corp., en conferencia de prensa.

“Claramente, Nashville es la ciudad más caliente de Estados Unidos para eventos deportivos y grandes eventos. Que IndyCar tenga la oportunidad de ser parte de esto es muy excitante para nosotros”.

“Creo que es justo decir que, aún si es su primer año, Nashville se unirá a Mónaco en la cúspide de las carreras callejeras alrededor del mundo. Será increíble”.

Y es que, a diferencia de los proyectos en Boston y Fort Lauderdale que nunca vieron la luz, y Baltimore, Sao Paulo y Houston, los tres últimos eventos callejeros nuevos, pero que no duraron más de cuatro años, hay un compromiso mutuo entre INDYCAR, el grupo de inversionistas privados y la Alcaldía de la ciudad para hacer de ésta una de las citas más atractivas en el largo plazo.

Una inversión cercana a los 20 millones de dólares se hizo para planear esta competencia, que a su vez, será un festival musical para que el aficionado casual termine las vacaciones de verano de la mejor forma posible.

Conciertos de figuras como Brooks & Dunn, Vince Neil (ex piloto de Indy Lights), Alan Jackson y Danielle Bradbery, sumado a presencia de estrellas de la NFL como Ryan Tannehill, Quarterback de los Tennessee Titans, y de la NHL.

Además, se repavimentó uno de los estacionamientos del estadio del conjunto de futbol americano y ciertas partes de la pista, junto con adecuaciones en el resto del trazado.

Esto, de acuerdo con el local Josef Newgarden, es la culminación de la resurrección del automovilismo estadounidense al estado, luego de una década de pausa.

“Viendo como una ciudad de deportes, como una ciudad de eventos, vemos mucho resurgimiento del automovilismo de nuevo en esta área. Nashville siempre ha sido un gran centro del deporte motor, pese a que no hemos tenidos carreras en los últimos años”, afirmó el piloto de Team Penske.

“Pero al ver a NASCAR volver al Superspeedway, después el SRX yendo al Fairgrounds, es perfectamente adecuado tener al Music City Grand Prix como la final del automovilismo volviendo a Nashville. Será la cereza del pastel”.

Respecto al reto deportivo, la pista de 11 curvas y casi 3.5 km de extensión, diseñada por Tony Cotman, se caracterizará por la variedad de velocidades que los autos exhibirán al público.

El proceso de armado duró 17 días e incluyó el uso de 2000 barreras y paneles de zanjas y 1200 bloques de concreto de 18 pies de ancho que se colocaron en la zona de fosos. El cierre de calles inició este jueves.

La velocidad máxima rozará las 190 mph al final de las dos rectas, pero las zonas sinuosas de las curvas 1-2, hará que las máquinas transiten a velocidad crucero.

Otra característica particular será el pit lane, cuya entrada se sitúa poco después de la penúltima curva. Aunque hay espacio para 30 autos, cada cajón mide 12 metros, medida muy cercana a Mid-Ohio entre los más estrechos, El tiempo estimado de recorrido en la zona de abastecimiento, incluyendo una detención, será de alrededor de 30 segundos.

Por si fuera poco, la serie hará un procedimiento de largada similar al de Mid-Ohio: el arranque será en una de las rectas del Korean War Veterans Memorial Bridge, mientras que la bandera a cuadros se ondeará frente al Estadio de los Tennessee Titans.

Todo esto, bajo el formato condensado de fin de semana y temperaturas altas que se pronostican para el evento, hace que los pilotos y equipos se tomen todas las medidas posibles para ser lo más competitivos posible en circunstancias inciertas.

“Estamos listos para adaptarnos”, comentó Ryan Hunter-Reay a inicios de semana.

“No sabemos cuál es el (efecto del) pavimento: si la tracción será el problema clave. tratar de reducir la potencia que proviene de estas curvas, o necesitamos cambiar nuestro enfoque para reducir el subviraje con las secciones de repavimentación de asfalto donde necesitaremos”.

“Sí, definitivamente te rascas la cabeza en algunas áreas porque tienes estas rectas largas, tienes que bajar la potencia, pero hay algunas secciones fluidas en las que necesitamos un buen balance en el auto. Por el momento es una incógnita. Vamos con nuestra configuración típica de circuito urbano lleno de baches y luego tendremos que adaptarnos a partir de ahí”.

Pese a la pandemia de COVID-19 y la ola nueva por la denominada Variante Delta, no hay planes para controlar el aforo, por lo que habrá un máximo de 65 mil asistentes por día.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s