Accidente Herta VeeKay FOTO: Chris Jones/INDYCAR

El Aeroscreen tomó protagonismo en Iowa

Era poco probable, pero fue en el primer óvalo corto del calendario en el que el Aeroscreen comenzó a mostrar su efectividad en los autos de IndyCar.

Mientras los trabajos para afinar el dispositivo de seguridad son continuos, en función de mantener a los pilotos lo más cómodos posible, la noche del viernes, en la primera competencia del fin de semana en Iowa, dos incidentes inusuales hicieron valer su propósito central: reducir las posibilidades de tener lesiones en la cabeza.

Tan inusual fue el accidente de Will Power, a cuyo auto se le desprendió el neumático delantero izquierdo, tres vueltas después de haber hecho una detención en pits.

El australiano no pudo controlar su máquina No. 12 de Team Penske al negociar la Curva 4 del óvalo, en la vuelta 144. Mientras golpeaba el muro de contención externo, la llanta se desprendió y tomó tal trayectoria que estuvo a centímetros de impactar la parte superior de la pantalla.

“Les diré, uno no puede agradecer lo suficiente a INDYCAR por todo lo que han hecho, en cuanto a seguridad con este Aeroscreen y dentro del Aeroscreen”, dijo.

“Es un trabajo tremendo y es mejor que cualquier otra serie que haya implementado algo así. Un muy, muy buen trabajo”.

Fue otra noche de mala fortuna para Power, quien se estaba posicionando como rival de Josef Newgarden y Takuma Sato.

Igual de inusual fue el accidente entre Colton Herta y Rinus VeeKay, en el que se suponía que sería el reinicio posterior a la situación de Power.

Por causas aún desconocidas, Control de Carrera abortó el rearranque en el giro 156, pero hubo poco tiempo de reacción en la parte media del pelotón. Simon Pagenaud redujo la velocidad y el holandés hizo lo propio, pero el estadounidense no reaccionó a tiempo y se montó en la parte trasera de la máquina No. 21.

En el proceso, la nariz del No. 88 de Herta alcanzó a tocar uno de los componentes de ventilación de VeeKay y algunas piezas sueltas se esparcieron en la pista, golpeando también al sistema de Marcus Ericsson.

“No había nada que pudiera haber hecho. Tuve un buen comienzo, pero me dijeron que no iba a iniciar, así que levanté el acelerador. Creo que el otro auto fue demasiado tarde para obtener esa información, no lo sé”, dijo el piloto de Ed Carpenter Racing.

“Estoy muy feliz especialmente con la seguridad. Salí, vi toda la banda (de acero). La pantalla quedó destruida. Gracias a INDYCAR por la gran seguridad”

De manera sigilosa, VeeKay se encaminaba a un resultado sorpresivo, ya que la bandera amarilla le permitió sincronizar su estrategia con la de Pagenaud para ser escolta del francés, eventual ganador, y séptimo antes del impacto.

Ahora, tendrá que comenzar la carrera de este sábado con su coche de repuesto, ante los daños de su monoplaza principal.

Herta, el único piloto que abrió la campaña con cuatro Top 10’s, tuvo su primer abandono del año, pero vivió la peor parte, ya que voló varios metros y aterrizó en la Barrera SAFER, a milímetros de incrustarse en la reja.

“Nunca me dijeron que abortara, que aún seguía en amarilla. Estoy aliviad de que Rinus esté bien; me alivia estar bien”, comentó.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s