Dixon (FOTO: Chris Owens/INDYCAR)

Texas volvió a ser de Scott Dixon

Tras una nueva clase de manejo excepcional, Scott Dixon continuó escribiendo su historia en la serie INDYCAR.

El neozelandés dominó la Genesys 300, que se llevó a cabo este sábado en Texas Motor Speedway y que, sin público, inauguró la temporada 2020, cuyo arranque se retrasó casi tres meses por la pandemia del COVID-19.

El pentacampeón de la categoría casi no tuvo rivales a lo largo de la tarde-noche, al liderar 157 de las 200 vueltas pactadas y llegar a tener una ventaja de media pista sobre sus perseguidores más cercanos.

VER: Resultados extraoficiales

Su único oponente fue su coequipero en Chip Ganassi Racing, Felix Rosenqvist, quien en la última parte del recorrido le recortó distancia y fue su sombra en los dos de los stints finales.

Sin embargo, una detención final más lenta que la de Dixon y la aparición de mucho tránsito enviaron al sueco a la pared a 10 giros de la bandera a cuadros, generando un sprint de tres vueltas.

Pese a ello, Dixon controló el liderato y llegó adelante de Simon Pagenaud y Josef Newgarden, dupla de Team Penske que completó el podio.

El francés se recuperó de una mala detención que lo dejó sexto en la vuelta 155, por lo que adelantó su último servicio para aventajar al grupo en posición de pista. El bicampeón de la serie arrancó en la pole, pero sufrió con el desgaste de neumáticos en las tandas largas.

La victoria de Dixon es la 47º en su trayectoria, acercándose cada vez más a las 52 de Mario Andretti. Además, igualó a AJ Foyt en la marca de más temporadas con al menos un triunfo (18) y extendió su propio récord de más temporadas consecutivas con al menos una victoria (16).

Zach Veach (Andretti) y Ed Carpenter (Carpenter) completaron el Top 5, adelante de una buena labor de Conor Daly, al cruzar la meta en sexta plaza con Carlin, en una jornada caracterizada por la dificultad para rebasar, ante la imposibilidad de generar una segunda línea de carrera.

Colton Herta (Andretti) fue séptimo, seguido de Ryan Hunter-Reay (Andretti), quien se recuperó de problemas en los minutos previos al arranque que le valieron de un drive-through tan pronto como apareció la bandera verde.

Oliver Askew (McLaren) fue el mejor novato al concluir noveno, justo por delante de Tony Kanaan (Foyt); su coequipero Charlie Kimball también se lució, al luchar por posiciones de podio, pero tras detenerse en la última bandera amarilla por neumáticos nuevos, chocó en el giro final.

El mexicano Patricio O’Ward culminó en 12º plaza, en su debut con ARROW McLaren SP y primera carrera en un superspeedway.

Alex Palou (Coyne/Goh) fue víctima de un error de Rinus VeeKay (Carpenter), quien perdió el control de su monoplaza al salir de la Curva 2 y golpeó al español, dejando a ambos fuera de acción.

Además, Santino Ferrucci (Coyne, Vasser-Sullivan) tuvo un incidente en pits que lo obligó a abandonar y Takuma Sato (Rahal) no arrancó la carrera, al no tener listo el auto que chocó en la calificación.

2 comentarios en “Texas volvió a ser de Scott Dixon”

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s