Gonchi (FOTO: Archivo)

Gonzalo Rodríguez: 1971-1999

Han pasado 20 años desde la muerte de Gonzalo Rodríguez.

El 11 de septiembre de 1999, una mañana de sábado, el originario de Montevideo tomaba parte de los entrenamientos libres del Gran Premio de Laguna Seca de la serie CART, categoría en la que apenas participaba por segunda vez.

Pero al llegar a la curva “Corkscrew”, una de las más representativas y desafiantes del continente americano, caracterizada porque se llega a un punto ciego a alta velocidad, una falla en los frenos provocó que se estrellara contra una barrera de llantas y un muro de concreto.

El impacto, más que el hecho de que su coche volara y cayera al otro lado, fue lo que provocó su muerte instantánea; por protocolo, fue declarado muerto en un hospital local, pasadas las 10 AM Locales.

Si bien era un novato en la serie, y apenas hacía su segundo arranque monoplazas del gran alcance en la época, un Lola B99/00 de Team Penske, la conmoción invadió al paddock de la CART, donde militaba uno de sus grandes rivales de la Fórmula 3000 Internacional: Juan Pablo Montoya. Además, su futuro no dejaba de ser prometedor. Era sabido que manejaría para Patrick Racing, cuyos pilotos terminaron segundo y tercero en el ultracompetitivo campeonato de 2000.

Además, a la especialidad de monoplazas llegarían (o ya habían pasado, según el caso) otros pilotos que pertenecieron a la generación de “Gonchi”: Bruno Junqueira, Arnd Meier, Norberto Fontana, Gastón Mazzacane, Alex Yoong, Enrique Bernoldi, Max Wilson y Nicolas Minassian, Unos, con más éxito que otros, por supuesto. Todos, teniendo cierta inspiración en Gonzalo.

Para Uruguay, fue la pérdida del que ya era el siguiente gran ídolo del deporte, uno que se identificaba completamente con la gente y con el que compartía sus logros, desde la victoria en Mónaco en la F3000 hasta el punto que le otorgó la 12° posición que logró en su debut en CART, en Detroit, apenas cinco semanas antes de Laguna Seca.

Su hermana, Nani Rodriguez junto a amigos y seguidores, crearon la Fundación Gonzalo Rodríguez, cuya función inicial fue mejorar la calidad de vida de miles de niños y niñas del Uruguay; sus esfuerzos lo consolidaron como uno de los referentes en Sudamérica, en cuanto a temas de seguridad vial.

Para este sitio, aunque no hemos estado durante estos 20 años, sus fundadores y colaboradores tenemos en Gonzalo una fuente de inspiración, habiendo admirado todos los homenajes en su memoria, como el documental que se estrenó en 2015. Aún esperamos que, pronto, alguno de sus compatriotas pueda consolidar su trayectoria en lo más alto. Uno estuvo a punto de hacerlo hace no mucho en las teloneras de la actual IndyCar.

Casualmente, dentro de nueve días, la serie volverá a Laguna Seca por primera vez en 15 años, ahora para definir su campeonato, en el que se confía que el progreso en las medidas de seguridad se vean reflejadas y no tengamos situaciones que lamentar.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s