Bourdais (FOTO: Joe Skibinski/IMS Photo)

Bourdais: “Es difícil ponerlo en palabras”

Es imposible no pensar en el vaivén de emociones que ha atravesado Sébastien Bourdais en el último año.

Una vez más, el francés logró la victoria en su carrera “de casa” dentro de la IndyCar, ya que él ha residido en St. Petersburg desde que consolidó su regreso a la categoría, en 2012, pero a diferencia de hace 12 meses, la capacidad de retomar su vida deportiva y dejar de pensar en los riesgos que implica el deporte, que él vivió en carne propia, hicieron que el triunfo del pasado fin de semana fuera muy especial.

“Si, estaba muy emocionado en el auto en la vuelta posterior (a la bandera a cuadros)”, expresó.

“Es difícil ponerlo en palabras, eso es seguro. Siempre tienes… uno recibe las preguntas de la gente, si el va a ser el mismo, si él va a volver, si esto o si esto”.

“Yo realmente intento no dejar espacio alguno a la incertidumbre, en función de lo que iba a hacer y qué tan hacia adelante iba a ir al volver a Gateway el año pasado, dos meses y medio después (del accidente)”.

Y es que el accidente que sufrió durante las clasificaciones de las “500 Millas de Indianapolis”, la rehabilitación a la que se sometió durante todo el verano y el volver detrás del volante para las últimas tres carreras del campeonato pasado, no solo formaron parte de un proceso complicado para él, sino para su familia, especialmente su esposa Claire, quien se ha sentido a disgusto con la dinámica en los circuitos ovales y los riesgos que conllevan.

FOTO: Chris Owens/IMS, LLC Photography
FOTO: Chris Owens/IMS, LLC Photography

Sin embargo, el reiterado voto de confianza hacia Sébastien, y las ganas para retomar la rutina que lo llevó a múltiples logros, se convirtieron en la fortaleza mental que el tetracampeón de Champ Car necesitaba y que se reflejó al volver a manejar en un test en Mid-Ohio, a finales de julio, y después en St. Louis, sitio en el que hizo su regreso, 98 días después del accidente.

“Ha sido difícil para mí pensar de alguna forma, obviamente, pero más para la gente a mi alrededor y ciertas personas, por mi esposa”, compartió. “Es un gran logro el poder reiniciar la temporada, dejar el asunto a un lado, volver al caballo y ganar otra. No sé (cómo llevar) mi vida de otra manera”.

“Tengo 39, estoy envejeciendo, y todos están comenzando a hacerme sentir viejo, especialmente esos niños cuando empiezan a arrancar en la pole a la (edad) que sea… 20, como yo cuando llegué aquí. Al final del día, esta es mi vida. Esto es lo que quiero estar haciendo, y mientras sea competitivo, esto es lo que estaré haciendo”.

Bourdais reconoció que, a diferencia del año pasado, no tenía un auto para ganar; incluso, el mismo Dale Coyne lo describió como un coche para finalizar en el octavo lugar, pero la habilidad del francés y el accidente entre Robert Wickens y Alexander Rossi lo llevaron a lo más alto del podium.

Así, no solo repitieron el mismo guión del año pasado, sino que también, por si faltara otra historia especial, le dieron una enorme bienvenida a Jimmy Vasser y a James Sullivan, quienes están invirtiendo recursos y promoción al auto No. 18, y quienes han sido clave para que los dos autos del equipo no se preocupen por el presupuesto por ahora.

“Obviamente tener a Sulli y a Jimmy con nosotros y Dale y hacerlos parte de esto fue un gran compromiso de Dale”, expresó.

“Este ha sido su bebé por muchos, muchos años, y para él, confiar en estos chicos de la manera en la que lo hizo, traerlos a bordo y traer el lado comercial y de marketing, lo cual es probablemente no quisiéramos como grupo, porque solo somos nosotros y Dale, y esa era la forma en la que funcionamos… ahora que ellos definitivamente están trayendo algo más a la mesa, cuando combinas fuerzas, solo eres más fuerte”.

FOTO: Chris Jones/IMS, LLC Photography
FOTO: Chris Jones/IMS, LLC Photography

Mientras el objetivo para su grupo será repetir lo hecho en la primera parte del año, y así soñar con un anhelado campeonato, Bourdais cambia momentáneamente el chip para este fin de semana, al correr en las “12 Horas de Sebring” con Chip Ganassi Racing; al ser su tercera prueba en sports cars desde su accidente, querrá seguir demostrando que no hay adversidad que no pueda vencerse.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s