Linus Lundqvist (FOTO: Penske Entertainment)

Bajas temperaturas siguen complicando realización de ensayos privados

Lo que pintaba para ser un mes de mucho trabajo en pista para IndyCar acabó en una serie de retrasos y reajustes de calendarios.

Tras una temporada baja que se caracterizó por las restricciones en entrenamientos en pista, los equipos buscaban aprovechar sus días disponibles del semestre durante marzo, dado el espacio de tres semanas entre las citas en Dallas y Long Beach, pero la transición del invierno a la primavera ha sido más lenta de lo esperado.

Primero, las bajas temperaturas obligaron a Chip Ganassi Racing a guardarse el día de ensayos que tenían planeado en Texas Motor Speedway semana y media antes del XPEL 375, algo que no hicieron los integrantes de Team Penske y Ed Carpenter Racing.

Al final, cada decisión le redituó de alguna manera a las tres agrupaciones, porque ocuparon ocho de las diez primeras posiciones en el resultado de carrera.

Hoy jueves, el plan original era que 20 pilotos y casi todos los equipos, a excepción de Penske, Carpenter y Dale Coyne Racing, practicaran en el circuito mixto de Indianápolis, como preparación para las primeras carreras del año en trazados permanentes que iniciarán en mayo.

Pero de nuevo, el clima obligó a cambiar planes. A inicios de semana, los mismos promotores del Speedway informaron que sólo habría cuatro equipos y diez pilotos, pero las condiciones gélidas y lluviosas provocaron que la práctica privada se pospusiera al viernes; por ello, ARROW McLaren SP también se ahorró su día de test para tiempo posterior.

Esta era la única oportunidad que el colombiano Juan Pablo Montoya iba a tener para practicar en el trazado mixto antes de su reaparición en la categoría en el Gran Premio de Indy de mediados de mayo, en el tercer auto de la escuadra.

Aunque de todos modos, al tomar esa carrera como entrenamiento rumbo a las «500 Millas» y como el Open Test en el óvalo será a finales de abril, quizá no habrá mucho impacto en su proceso de preparación.

De esta manera, sólo habrá siete pilotos en pista este viernes en Indianápolis, donde a pesar de que se siguen pronosticando bajas temperaturas, también se espera un cielo despejado.

Andretti Autosport, con Devlin DeFrancesco, Romain Grosjean, Colton Herta y Alexander Rossi, Juncos Hollinger Racing con Callum Ilott, y Meyer Shank Racing con Helio Castroneves y Simon Pagenaud, estarán en la prueba.

Esto se suma a la alteración de planes que se suscitó en la primera prueba de los motores V6 doble turbo de 2.4 litros que se lanzarán en 2024. En principio, Honda y Chevrolet sólo iban a rodar durante el lunes y martes, pero el frío limitó la actividad a la tarde, por lo que se optó por el miércoles para recuperar el tiempo perdido.

Sólo queda esperar a que abril otorgue mejores oportunidades para que los equipos se preparen adecuadamente, antes de que el campeonato tome ritmo y no haya descansos amplios entre competencias.

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s