Jimmie Johnson (FOTO: Penske Entertainment)

De doce a cero: No habrá pilotos de INDYCAR en Sebring

En un escenario absolutamente contrastante con el mes de enero, no habrá pilotos de IndyCar compitiendo en la 70º edición de las «12 Horas de Sebring» de este año.

Hace poco más de un mes, la mitad de la parrilla de la categoría de monoplazas participó en las «24 Horas de Daytona», la prueba de resistencia más importante de Norteamérica; cinco pilotos lograron victoria, sea absoluta o de clase, y siete subieron al podio.

Sin embargo, en un conflicto inusual de calendarios que no generó mucha simpatía dentro de los pilotos de INDYCAR, impedirá a todos participar en Florida, dentro de un par de semanas.

La visita anual a Texas Motor Speedway volvió a ubicarse en el calendario; su fecha tradicional hasta 2020 era el mes de junio, pero en 2021 se pasó a mayo, con la finalidad de que fuera la primera fecha en óvalos, en lugar de las «500 Millas de Indianápolis» y, por ende, los pilotos acumularan más experiencia.

Para 2022, Texas se adelantó a la segunda mitad de marzo, en el mismo fin de semana del gran fin de semana de resistencia en Sebring, donde además de IMSA, WEC inaugurará su temporada.

Aún con esto, existía una posibilidad para que los pilotos corrieran en Sebring; medios reportaron que la serie había armado un plan de tres días de actividad, que incluía practicar el viernes y calificar y correr el domingo, a fin de que los pilotos con compromiso en IMSA tuvieran tiempo de trasladarse a Florida el sábado sin tener afectaciones en preparación en el óvalo.

Incluso, el sitio oficial de Texas mostraba los horarios de entrenamientos idénticos en viernes y sábado; sin embargo, INDYCAR dio marcha atrás y solamente tendrá dos días de acción en el autódromo de Fort Worth. Esto generó decepción entre los competidores que iban a hacer el «doblete».

«Dado que Texas es un lugar muy difícil para rebasar en estos días, no creo que sea una buena idea hacer eso», comentó Helio Castroneves, quien originalmente fue nombrado como el piloto que completaría la alineación de Meyer Shank Racing en las carreras más largas de IMSA.

«Mike (Shank) y yo llegamos a la conclusión de que deberíamos poner la prioridad primero, e INDYCAR es la prioridad en este momento.

«Tenía muchas ganas de Sebring. Es un lugar en el que no logramos lo que logramos con Team Penske con un Acura. Hubiera sido muy bueno continuar con lo que terminamos en Daytona, así que estoy muy decepcionado».

De esta manera, Castroneves será reemplazado por Stoffel Vandoorne, quien se unirá a Oliver Jarvis y Tom Blomqvist en las «12 Horas de Sebring». El francés Simon Pagenaud sólo estaba agendado para correr en Daytona.

Ryan Hunter-Reay, quien no tiene planes para correr en IndyCar en 2022, suplirá a Scott Dixon en uno de los Cadillac de Chip Ganassi Racing, haciendo equipo con Renger van der Zande y Sébastien Bourdais.

Otro gran caso es el de Jimmie Johnson, quien pese a hacer una gran campaña en su regreso a los eventos principales de IMSA, será sustituido por José María «Pechito» López, quien debutó en la división estelar en enero en Daytona, en el Action Express Cadillac.

RELACIONADO: Kirkwood lideró prueba de novatos en Texas

Finalmente, en la división GTD, Kyle Kirkwood tampoco hará el viaje a Sebring para concentrar su esfuerzos con AJ Foyt Racing. Su reemplazo en Vasser-Sullivan Racing no se ha anunciado.

Los otros pilotos que participaron en Daytona (Pagenaud, Álex Palou, Marcus Ericsson, Alexander Rossi, Pato O’Ward, Colton Herta, Devlin DeFrancesco y Rinus VeeKay), no tenían agendado participar en Sebring.

Así, se cortará la racha de dos años consecutivos con pilotos regulares de INDYCAR que ganaron de forma absoluta en Sebring (Hunter-Reay en 2020 y Bourdais en 2021).

Para Johnson, Texas marcará su debut en óvalos dentro de INDYCAR, o su regreso a los mismos desde su última temporada en NASCAR. Aunque él está más que consciente de que son mundos distintos, será de gran importancia acumular tantos kilómetros como sea posible de cara a su presentación en las «500 Millas de Indianápolis».

«El lado de NASCAR, aunque en la pista está limitado por la tecnología, la infraestructura que tienen los equipos y el detalle que los equipos de NASCAR ponen en un auto de carrera y en una configuración es realmente impresionante», explicó en enero.

«Durante todos estos años, no ha habido un auto spec, por lo que hay muchas áreas para trabajar y para hacer a un auto de carreras más eficiente, un auto de carreras con mejor manejo».

«Tengo la esperanza de que algunas de las lecciones que aprendí allí puedan ayudar, ayudar a mis compañeros de equipo, ayudar a Chip Ganassi Racing a desempeñarse al más alto nivel».

«Ciertamente espero, desde un punto de vista de experiencia de manejo, poder dejar de pensar tanto y comenzar a reaccionar y conducir».

«Sé la gran diferencia que marcó para mí en los circuitos callejeros y permanentes durante el transcurso del año, y tengo la esperanza de estar en un óvalo y de que estoy más preocupado por seguir adelante de lo que siento y prestando atención a todos los pequeños detalles».

Con la adición de Ed Carpenter, hay 27 autos tentativamente confirmados para Texas, aunque todavía falta por anunciarse al piloto de óvalos para el No. 11 de AJ Foyt Racing, ya que Tatiana Calderón sólo compite en pistas callejeras y permanentes.

Sólo habrá dos entrenamientos de 60 minutos cada uno el sábado; entre ambos, se realizará la calificación. La carrera iniciará el domingo a las 11:45 AM (Tiempo Local).

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s