McLaughlin (FOTO: Team Penske)

McLaughlin sobrevive para ganar en Indianápolis (virtual)

El INDYCAR iRacing Challenge cerró de una forma caótica, por decir lo menos, pero con Scott McLaughlin reafirmándose como quien mejor desempeño tuvo.

El neozelandés sobrevivió a los accidentes a su alrededor, a las maniobras polémicas de algunos rivales y a autos tomando vuelo para ganar la First Responder 175, que se llevó a cabo en la versión virtual del Indianápolis Motor Speedway, y en la que lideró los últimos 200 metros.

Esto, a pesar de que estaba en séptima posición en la parte final del recorrido, antes de que la dinámica de la carrera explotara: primero, un accidente entre Graham Rahal y Simon Pagenaud mientras luchaban por el liderato dejó a la tripleta de ARROW McLaren SP en un 1-2-3 provisional.

Así, Lando Norris heredó el liderato hasta que el británico se encontró con el auto de Pagenaud al entrar a la recta principal y se estrelló con él, dejando el paso a sus coequiperos Oliver Askew y Patricio O’Ward.

Ninguno contaba con el ataque de Marcus Ericsson, quien aprovechó la lucha de ambos para pasarlos en la recta trasera; sin embargo, el mexicano tocó al sueco al negociar la Curva 4, mandándolo a la pared y dejando paso a un “final de fotografía” entre Askew y Santino Ferrucci.

Pero el piloto de Coyne-Vasser-Sullivan hizo una maniobra muy polémica y literalmente golpeó al campeón de Indy Lights en la carrera hacia la meta final, dejando el camino despejado a McLaughlin, quien era quinto al tomar la bandera blanca.

El bicampeón de los Supercars de Australia arrancó en la pole y se mantuvo en la parte principal del grupo en el comienzo, pero se quedó sin combustible en el primer stint, lo que le hizo retrasarse.

De hecho, era 11º al momento en el que la competencia tuviera su disrupción, ya que un golpe entre Stefan Wilson (quien manejó con Juncos Racing), Scott Speed y James Davison alteraron un evento que se caracterizó por la variedad de estrategias disponibles, al pasar de planes de trabajo de uno a dos ingresos a pits.

De haberse implementado una puntuación general, McLaughlin se hubiera coronado, gracias a sus victorias en Indy y Alabama, su segundo sitio en Michigan, el cuarto en Austin y Watkins Glen. Un accidente en Motegi le privó de un podio que estaba casi asegurado.

Conor Daly, quien esta semana representó a Carlin, mantuvo su posición de escolta de McLaughlin para llegar segundo, adelante de Ferrucci, Askew (quien pasó la meta con el auto volcado) y O’Ward.

Solo 14 autos llegaron en la vuelta del líder, con Sébastien Bourdais, Ryan Hunter-Reay, Zach Veach, Felix Rosenqvist y Scott Dixon completando el Top 10. Ericsson quedó en 11º ubicación en tanto que Rahal y Power, pese a dominar en condiciones normales, fueron 13º y 14º.

Álex Palou abandonó por un accidente múltiple que ocurrió a 12 giros de la bandera a cuadros, en una escena en la que Sage Karam tomó vuelo y Josef Newgarden y Ed Carpenter también se involucraron.

Con esto, INDYCAR dio el cierre a un torneo virtual que atrajo a estrellas de NASCAR, Fórmula Uno y otras categorías, destacándose por su organización y preparación de los pilotos durante seis semanas, entregando un producto bueno… hasta las últimas vueltas de hoy.

Se espera que el campeonato real, que se suspendió a causa de la pandemia del coronavirus, inicie el sábado 6 de junio en Texas Motor Speedway.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s