Izq-Der: George y Hank Steinbrenner, y Mike Harding (FOTO: Joe Skibinski/INDYCAR)

Muere Hank Steinbrenner; su hijo George IV rinde homenaje

Henry George “Hank” Steinbrenner II, co-propietario de los Yankees de Nueva York, falleció este martes en su hogar en Clearwater, Florida.

Steinbrenner estuvo 13 años como socio general de la que quizá es la franquicia más famosa de las Grandes Ligas, compartiendo las responsabilidades del negocio y operaciones con su hermano Hal.

“Hank tenía un espíritu genuino y gentil que atesoraba las profundas relaciones que formó con las personas más cercanas a él”, informó la familia Steinbrenner.

“Hank pudo ser directo y franco, pero en la misma conversación mostró una gran ternura y alegría. Más que nada, fue un ejemplo para todos nosotros en lo cómodo que vivía disfrutando de sus pasiones y actividades personales. Nos entristece profundamente haberlo perdido y siempre llevaremos su memoria con nosotros”.

Steinbrenner también tuvo una gran pasión por el automovilismo. Primero, porque se asoció con Gwynn Racing para inscribir um Top Fuel a la NHRA en el año 2000.

Después, porque apoyó a su hijo George IV para que éste se convirtiera en socio de Michael Andretti durante las dos temporadas de Colton Herta en la Indy Lights, logrando el subcampeonato en 2018.

Al año siguiente, se alió con Mike Harding para impulsar a Herta a graduarse a la IndyCar en la temporada 2019. Con la asistencia técnica de Andretti, el californiano logró dos victorias, tres poles y la séptima posición en el rankeo general.

Este año, Harding Steinbrenner se fusionó con Andretti Autosport para correr de tiempo completo en la categoría.

“Desde que recuerdo, mi papá siempre fue mi apoyo más grande”, comentó Steinbrenner IV. “Él me enseñó determinación, confianza y el deseo de ganar, antes que todo lo demás”.

“Siendo un aficionado grandioso de las carreras, cuando busqué comenzar un equipo de carreras, él estuvo de mi lado todo el camino. Siempre estaré agradecido por todas las lecciones que él me enseñó”.

“Espero el día en el que podamos regresar a la pista y correr en su honor. Hasta entonces, mi corazón está con mi familia, nuestro equipo de carreras y toda la organización de los Yankees”.

A Steinbrenner le sobreviven cuatro hijos, un nieto y sus hermanos Jennifer, Jessica y Hal. Tenía 63 años de edad.

Descanse en paz.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s