Sato (FOTO: Chris Owens/INDYCAR)

Firestone y el plan de emergencia para Texas

Firestone llevó dos compuestos diferentes de neumáticos a la Texas 600k, pero la segunda alternativa solo se utilizará en caso de que reaparezcan los problemas de “ampollas”.

Siendo la tercera competencia que se lleva a cabo desde la reconfiguración del óvalo de 1.5 millas, las dinámicas de competencia en 2017 y 2018 han sido muy contrastantes. Hace dos años, por la baja degradación de neumáticos, se generó el “pack racing” a tal grado que solo nueve autos terminaron ante la tasa significativa de accidentes.

Pero el año anterior, la aparición de abultamientos en la superficie de los neumáticos generó muchos problemas en las tandas largas de competencia, por el estrés por el que atravesaban en las curvas y las altas temperaturas. Josef Newgarden, quien arrancó en la pole, tuvo que hacer seis detenciones en pits, lo que sumado a una sanción, lo hizo caer al 13° lugar, a cuatro vueltas del ganador Scott Dixon, quien requirió de cuatro cambios de neumáticos.

“Obviamente fue un problema enorme para nosotros en términos de competencia y seguridad”, recordaba Takuma Sato. “Es por eso que Firestone hizo un gran compromiso al traer la llanta aquí. Parece estar trabajando realmente bien con la adición de la carga aerodinámica. Definitivamente está ayudando”.

“Las ampollas son (porque las) temperaturas en las llantas suben muy alto. Parecen estar trabajando muy bien. Lo veremos honestamente”.

Cara Adams, Ingeniera en Jefe del programa de Bridgestone Americas, comentó a medios que después de pruebas en la pista texana en octubre y marzo pasados, en las que se experimentó con múltiples especificaciones de neumáticos, se eligió un compuesto uno que espera desarrollar degradación consistente, sin llegar a generar “ampollas”.

Para este fin de semana, cada auto tiene disponibles 14 juegos de llantas (uno más que en 2018), pero en caso de que reaparezcan los problemas de “ampollas”, habrá 11 sets del compuesto alternativo al alcance de los equipos.

La aparición de la lluvia durante la primera práctica impidió el análisis del desarrollo del neumático nuevo, ya que precisamente se cambió para el jueves en el atardecer, cuando se generan condiciones muy similares a las que se vivirán en la competencia del sábado.

Los pilotos y equipos confían en que no se repitan los problemas del año pasado, aunque Sato espera que al tener niveles un poco más altos de carga aerodinámica, a fin de balancear con el nivel bajo de adherencia, los autos no se vean tan condenados por el desempeño de los neumáticos, sin llegar al “pack racing”.

“El pack racing siempre es duro para trazar la línea”, dijo. “Quieres ver una carrera emocionante aquí, especialmente para Texas, dos en lo ancho, tres en lo ancho de la pista. Pero de nuevo, entiendo completamente la cuestión de la seguridad. Más peso para el piloto para controlar el auto”.

“No espero que haya un pack racing aquí, pero de algún modo (que sea) una carrera más apretada que el año pasado, eso es seguro, especialmente rumbo a la noche cuando todo está más frío”.

“Intenté la segunda línea hoy (ayer jueves), pero no hubo forma de poder manejar. Esperemos que el sábado por la noche podamos ir lado-a-lado. Esas son las carreras en óvalos para mí”.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s