Simon y Will, una vieja rivalidad

FOTO: Chris Jones/INDYCAR

2016 marca el undécimo aniversario en el que Simon Pagenaud y Will Power comenzaron a correr uno contra otro.

Hoy, ambos luchan por el título de la IndyCar, en un año que han mostrado superioridad ante el resto, mientras mantienen la cortesía y el respeto en la pista, sin dejar de dar tregua.

“Para trabajar juntos, necesitar ser de alguna forma respetuoso hacia cada uno”, dijo Pagenaud a USA Today esta semana. “Yo lo respeto. Él es un gran tipo. Nos conocemos uno al otro por tanto tiempo. Seremos coequiperos por mucho tiempo, entonces creo que es posible tener una buena relación dentro de la batalla”.

Fue en la antigua Formula Renault 3.5 Series de 2005 en la que comenzaron a coincidir en las pistas; el australiano era integrante del respetable Carlin, en tanto que el francés representaba a Saulnier Racing, hoy conocido como OAK Racing.
A pesar de que Power mostró su habilidad al ganar en Bugatti Le Mans y Bilbao, no desaprovechó la oportunidad de trasladarse, a fin de año, a Estados Unidos para hacer crecer el proyecto denominado Team Australia, que se había asociado con Walker Racing en Champ Car. La inconfundible combinación de colores dorado y verde, junto con la importante promoción que los dueños Craig Gore y John Fish. posicionó a la escudería como una de las más seguidas en los últimos años de dicho serial.
Aunque tarde, Pagenaud le siguió los pasos y, para el año siguiente, mientras el primero hacía mancuerna con Alex Tagliani en la categoría principal, el galo pasó un año en la Formula Atlantic. Llegó 2007, año en el que Power mostró su liderazgo al ganar carreras, en tanto que su nuevo coequipero terminó todas las carreras, menos una.
La dupla de Team Australia en 2007.
Después, cada uno tomó su camino. Mientras Power se convirtió en uno de los pilotos más talentosos de la IndyCar con Team Penske, Pagenaud se consolidó en el mundo de los sports cars, ganando un título en la American Le Mans Series en 2010 y quedándose a las puertas del triunfo en Le Mans al año entrante. Estas credenciales le permitieron volver a los monoplazas. 
Tres años con Schmidt Peterson Motorsports le otorgaron consistencia e, incluso, lo hicieron contendiente a la corona; el “Aussie”, por su parte, tardó varios años en convertir su talento en un campeonato. En el camino, hubo disgustos entre ambos; prueba de ello es el incidente en Long Beach de 2014, en el que se hicieron de palabras frente a las cámaras de televisión.
2015, año en el que Penske se expandió a cuatro autos de tiempo completo. Con Pagenaud como nueva adquisición, los expertos pronosticaban que de inmediato sería contendiente natural semana a semana, en especial tras clasificar en la línea frontal para la Indy 500, pero no contaban con que la química piloto-equipo llegaría bastante tarde, al grado de ser el único del cuarteto en finalizar fuera del Top 10 general.

Todo este recorrido no importará cuando salga la bandera verde, de acuerdo con Power; menos cuando saben que la experiencia hace que lo profesional no se mezcle con lo personal.

“Creo que mientras te vuelves más viejo, lo menos de lo que te preocupas es de las personalidades y relacionados”, dijo también a USA Today. “Tú haces lo tuyo. No piensas mucho en lo emocional entre las personas. Obviamente no importa. Tú sales a pista y el mejor piloto va a ganar. Es tan simple como eso. Quien logre ganar, eso es bueno, porque lo merece”.

La primera fila de la Indy 500 en 2015 (FOTO: Jim Haines/INDYCAR)

Ahora, después de las eventualidades que han tenido por separado, están listos para buscar la Copa Astor, en el marco del 50 Aniversario de la fundación de la escuadra de Roger Penske.

“Ha sido una temporada loca”, dijo Power. “El equipo no tuvo el mejor inicio, más allá de lo ocurrido en St. Petersburg (donde no participó por enfermedad). Logramos armar todo, estar en posición para ganar el título es increíble”.

Pagenaud, tras mantenerse calmo semana a semana y saber la manera de afrontar cada carrera, ahora solo tiene una meta.

“Nos propusimos ganar para nosotros y el equipo, entonces ser capaz de entregar un campeonato para Roger en esta temporada es muy especial”, afirmó.

“Estoy tan orgulloso de mi equipo y hemos logrado mucho con seis poles y cuatro victorias. Ahora queremos el campeonato y ojalá que el mejor gane”.

La final es este domingo, desde las 15:50 hrs (Tiempo Local- Oeste de Estados Unidos).

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s