Linus Lundqvist (FOTO: Travis Hinkle)

Recorte masivo a la beca para campeón de Indy Lights

Trascendió que la beca para el campeón de Indy Lights de 2022 se redujo en más de la mitad.

Durante casi una década, al monarca de la antesala de IndyCar recibió un financiamiento de alrededor (o poco más) de un millón de dólares que usaría para participar en tres carreras de la serie principal de monoplazas estadounidenses para la temporada siguiente, incluyendo las “500 Millas de Indianápolis”, cortesía de IndyCar y Andersen Promotions.

Gabby Chaves, Pato O’Ward y Spencer Pigot, entre otros, gozaron de este premio con el paso de los años; el mexicano, fue uno de los pocos casos que se mantuvo en la categoría por más de tres temporadas de tiempo completo.

Pero para sorpresa de todos, trascendió después de la final de Indy Lights que Linus Lundqvist, el monarca de este año, sólo recibirá medio millón de dólares por conseguir el título y las pruebas garantizadas para los tres primeros lugares del campeonato en autos de IndyCar también se eliminaron.

¿El motivo principal? Penske Entertainment cortó todo tipo de lazos con el grupo a cargo de Dan Andersen, lo que incluyó no comprometerse con entregar la beca con la cantidad convencional, que era de 1.2 millones de dólares en los últimos años.

Pero esto es una consecuencia de la manera en la que el grupo de Penske está reestructurando a la categoría en el aspecto económico. Levi Jones, Director de Indy Lights, reveló a RACER que Andersen dejó de entregar bolsa acumulada en las competencias en tiempo reciente, por lo cual 750 mil dólares se destinaron para los cuatro primeros lugares en las carreras de este año, ya con Penske Entertainment a cargo.

“Como serie, siempre estamos mirando dónde necesitamos evaluar, dónde las cosas están bien, dónde hay que mirar las cosas. Entonces, ahí es donde estamos en eso”, dijo.

Lundqvist (FOTO: Penske Entertainment)
Lundqvist, quedó en el limbo (FOTO: Penske Entertainment)

De esta forma, como los 750 mil dólares es un dinero que, en teoría sólo verán los equipos a partir de ahora, Lundqvist quedó en el limbo, ya que por los costos que implica correr en alguna competencia de IndyCar, como es el caso de Indy 500, en el que amarrar un asiento se acerca a al millón de dólares.

El sueco, quien manejó para HMD Motorsports with Dale Coyne Racing, llegó a Indy Lights en 2021 gracias a una beca que Honda le otorgó por coronarse en la Fórmula Regional Americas; este año obtuvo cinco triunfos, siete poles y nueve podios de 14 posibles, amarrando el título con una fecha de anticipación.

Aun sin darse a conocer el recorte en la beca, ya era consciente de la falta de asientos para toda una temporada en IndyCar.

“El gran desafío en este momento es conseguir un asiento en INDYCAR, para ser honesto. No hay muchos de ellos por ahí. Veremos qué podemos hacer”, mencionó a finales de agosto.

“Obviamente, el objetivo es estar con estos muchachos el próximo año de tiempo completo. Ojalá podamos hacer que eso suceda. Ya veremos”.

Irónicamente, esta noticia se revela en un momento en el que se proyectan hasta 20 inscripciones a Indy Lights para 2023. Esta semana, Jamie Chadwick probó para Andretti Autosport, equipo en el cual competirá Louis Foster, campeón de Indy Pro 2000 (y cuya beca es mayor a la de Lundqvist).

HMD/Coyne ya advirtió que tendrá nueve autos de tiempo completo.

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s