Kyle Busch (FOTO: Jared C. Tilton/NASCAR)

Kyle Busch, libre para correr Indy 500

Kyle Busch ya no tiene restricciones para intentar competir en las “500 Millas de Indianápolis” tan pronto como en 2023.

El estadounidense anunció su cambio de equipo para el año entrante en NASCAR Cup, al integrarse a Richard Childress Racing en un contrato multianual, que lo verá conducir el auto No. 8.

Más importante es el hecho de que Busch regresará a la familia de Chevrolet, luego de quince temporadas utilizando maquinaria Toyota. Su primera etapa con la marca estadounidense en Cup fue de 2005 a 2007.

Esto también le da toda la libertad de buscar un asiento para correr en la Indy 500, un evento que ha querido tener en su lista de cosas por hacer pero que, hasta ahora, no podía.

“Eso está en el acuerdo. Me aseguré de que eso estuviera en el acuerdo”, comentó Busch a medios este martes, después de la presentación oficial de su cambio de equipo.

“Puedo ir a correrla si quisiera correrla, por supuesto que sí. ¡Cualquier equipo Chevrolet de IndyCar, llámeme!”.

Y es que, en 2017, Busch ya tenía un acuerdo de mano con un equipo Chevrolet (al ser de Toyota, no podía correr para Honda) para inscribirse a la Indy 500, pero fue Joe Gibbs quien le prohibió participar, debido a una cláusula que existía en su contrato vigente en ese tiempo.

Desde entonces, dejó de perseguir la opción, que lo uniría a una lista prestigiosa de pilotos que han hecho el “Doblete”, es decir, la Indy 500 y la Charlotte 600 el mismo día. Uno de ellos es su hermano Kurt, quien acabó sexto en uno de los autos de Andretti Autosport en 2014.

No obstante, enfatizó en que tener permiso para correr Indy 500 no era una prioridad, ante la incertidumbre y estrés que vivió en todo este año, al no tener un contrato en puerta en un año competitivo para el año entrante. 

Su esposa Samantha, de quien también se especuló que le había prohibido correr en Indy 500, no ha mostrado oposición a esta posibilidad.

“Ella no ha dicho que no… la última persona que dijo que no fue… mi ex-jefe”, expresó.

Este año, Chevrolet ganó su séptimo título de marcas en IndyCar desde su regreso a la serie en 2012, aunque su triunfo más reciente en Indy 500 llegó en 2019 con Simon Pagenaud.

Team Penske y ARROW McLaren SP tendrán tres autos en la temporada 2023, aunque la escuadra de Zak Brown y Sam Schmidt no descartan tener un cuarto programa para el Clásico de Mayo. Ed Carpenter Racing tuvo tres coches este año, mientras Juncos Hollinger Racing se expandirá a dos autos de tiempo completo.

Dreyer & Reinbold Racing sólo compite en Indy 500 pero ha obtenido resultados constantes con el paso de los años. AJ Foyt Racing, Paretta Autosport y DragonSpeed también representaron a Chevy durante este año.

Después de que tener minoría de autos en los últimos años, Jim Campbell, Vicepresidente de Performance y Automovilismo de Chevy en Estados Unidos, reveló que por contrato, debían tener presencia de “hasta un 60 por ciento” en la parrilla de 2023.

Con información de Bob Pockrass/FOX Sports 

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s