Josef Newgarden (FOTO: James Black)

¿Penske, con el control de la carrera al título en Portland?

En Team Penske, el objetivo quedó más que claro hace dos semanas y se subrayó durante este fin de semana en Portland.

La única regla dentro de la agrupación de Roger Penske en sus duelos en pista es no protagonizar incidentes entre ellos. En Gateway, sus tres integrantes dominaron a placer, aunque Josef Newgarden y Scott McLaughlin superaron a Will Power en la estrategia; mediante un rebase agresivo, el estadounidense le quitó el triunfo al neozelandés.

En Oregón, los tres pilotos son dominado el fin de semana, siendo McLaughlin quien arrancará en la pole con Power a su lado. Newgarden calificó segundo, pero tendrá que salir octavo por un cambio de motor planeado con anticipación.

Considerando que los autos de Chip Ganassi Racing no han estado fuertes y que Pato O’Ward ha estado competitivo, pero tiene gran desventaja en puntos, esta podría ser la carrera en la que la tripleta de Penske se apropie de la carrera al título, aunque mantengan un discurso contrario.

«Creo que está abierto, si me preguntas», garantizó Newgarden. «Esa es mi opinión. He visto que esto cambia completamente de una carrera a otra. No descartaría nada en este momento».

«Creo que Scott (Dixon) está bien dentro de la pelea por el campeonato, mirando su situación de puntos. Creo que es un contendiente al campeonato de principio a fin. Ha estado todo el año. No descartaría nada».

«Creo que todos tenemos que estar en nuestro juego. Al final del día, nos sentimos muy bien por estar juntos y tener autos rápidos. Creo que el equipo ha hecho un trabajo increíble para darnos estos grandes autos con los que pelear. Debería darnos una oportunidad como equipo para avanzar mañana».

En caso de que Penske concrete su dominio este domingo, la gran final en Laguna Seca podría ver una lucha entre Power y Newgarden por primera vez, en la cual el australiano busca su segundo título y el estadounidense, su tercera Copa Astor Challenge.

Pero la competencia dura podría generar recuerdos como los de 2015, cuando Power se tocó con Juan Pablo Montoya en la final de Sonoma y eso le costó el título a favor de Dixon. Basta también ver el año pasado, cuando Brad Keselowski y Joey Logano chocaron en la última vuelta de las “500 Millas de Daytona” de NASCAR mientras iban en 1-2.

Tras la carrera en Gateway, Newagrden fue cuestionado sobre la manera en la que correrá ante sus coequiperos, ante lo cual no anticipa cambios significativos. El seguir la “regla dorada” basta para no decepcionar a los altos mandos.

«Creo que vamos a correr como siempre lo hacemos», dijo. «Es tan simple como eso. Corremos todo el año, corremos duro. No va a ser la primera vez que Will y yo corremos juntos. Hemos tenido muchas, muchas carreras que han sido al unísono, 1-2, estrategia de pits, todo. Sólo pelearemos como de costumbre».

«Claramente no queremos hacer algo que ponga en peligro a todo el grupo porque es más grande que nosotros. Al final del día todavía tenemos tres autos en la pelea. No hay nada más importante que poner un auto del Team Penske en el Círculo de la Victoria. Por mucho que quiera que yo lo sea, créanme, lo haré, trabajaré para ser esa persona, también debemos asegurarnos de recordar que se trata de todos nosotros y de todo el esfuerzo que ponemos».

«Tenemos que asegurarnos de que un auto asegure el campeonato. Es solo un balance. Simplemente vamos a correr como siempre lo hacemos. Ojalá no se ponga feo en algún momento».

Más allá de este tema, la gran incógnita serán las Curvas del Festival, donde ha habido carambolas en todas las ediciones del Gran Premio de Portland desde el regreso de IndyCar, en 2018.

De hecho, se harán cambios en el procedimiento de salida, ya que no se controlarán tanto las distancias y los dejarán acelerar a la salida de la última curva, a fin de que el grupo no se compacte tanto.

Además está la dinámica de la carrera, en la que una bandera amarilla puede voltear las estrategias en segundos. Por eso, ninguno de los pilotos se siente con la comodidad de confiarse en la superioridad mostrada en el fin de semana.

«Es un campeonato muy apretado», expresó Power. «Si ven INDYCAR, que tiene mucho, nunca puedes sentirte seguro de haber clasificado bien porque simplemente puede cambiar. Como vieron el año pasado, (Álex) Palou y Dixon estaban bastante atrás, y venían a terminar primero-segundo o primero-tercero».

«Todo depende de si hay una amarilla al principio. Si no hay amarilla al principio, que sería un milagro, si empiezan donde están hablando, si no hay amarilla, no lo empujan hacia esa estrategia de dos paradas, (o) no tienes muchachos en la parte de atrás retrasando, lo que hace que sea una carrera difícil».

«Si se queda en verde, se convierte en una carrera más sencilla, una carrera de posición de pista. Hace que sea más difícil para esos tipos allá atrás. Esperamos que se mantenga verde. Eso es lo mejor para nosotros».

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s