Robert Wickens (FOTO: Levitt/Bryan Herta Autosport)

Wickens manejó un auto de carreras por primera vez

La historia de Robert Wickens dio otro paso trascendental este martes, al volver a subirse a un auto de carreras.

989 días después del accidente que sufrió en una carrera de la serie IndyCar en Pocono, el canadiense participó en un día de ensayos privados, como invitación del equipo Bryan Herta Autosport, de la categoría IMSA Pilot Challenge (la telonera del Campeonato WeatherTech) en el circuito de Mid-Ohio.

Wickens, “Novato del Año” de la IndyCar y de las “500 Millas de Indianápolis” en 2018, condujo un Hyundai Veloster N TCR con adaptaciones para poder controlarlo desde el volante, en una ocasión muy especial, ya que fue en el sitio en el que, tres semanas antes de su accidente, había logrado un podio.

“Ha sido muy divertido. No puedo dejar de agradecer a Bryan Herta Autosport, Hyundai y a Michael Johnson. No todos los días te prestan un auto de carreras para salir, es un deseo cumplido”, dijo.

“Hubo muchas emociones cuando pude bajar el visor para salir a la pista otra vez. La expectativa de la semana rumbo a esto no generó muchos nervios, sino emoción y anticipación. Cuando me puse el uniforme, las piezas de los oídos, la bataclava y el casco, abrió esa ventana y fue como si fuera algo normal”.

#54: Robert Wickens, Bryan Herta Autosport, Universal Coating, Hyundai Veloster N TCR

La tecnología del vehículo se desarrolló a raíz de las necesidades de Michael Johnson, egresado del Road to Indy quien en 2005 tuvo un accidente en una competencia de motocicleta que lo dejó paralítico del hecho hacia el resto del cuerpo. Después de correr en Pro Mazda (hoy Indy Pro 2000) en 2014 y 2015, el estadounidense se cambió a las divisiones de IMSA, ganando una carrera en 2018.

Su Hyundai Veloster N TCR está equipado con dos anillos metálicos personalizados unidos al volante, que están conectados a los pedales de freno mediante una serie de varillas articuladas específicamente diseñadas para el auto. Los anillos permiten que el piloto acelere, frene, reduzca la marcha y realice cambios de dirección y correcciones en una vuelta determinada.

En la parte trasera del volante, hay un anillo que se tira con un dedo para activar el freno, mientras que en la parte delantera, hay otro anillo que se usa para activar el acelerador con los pulgares. Las esquinas superiores a ambos lados del volante son las palancas de cambio: el derecho sube las marchas, y el izquierdo las baja.

Volante del Hyundai Veloster N TCR (FOTO: Levitt/Bryan Herta Autosport)

El primer acercamiento a este sistema, sumado a que enfrentó condiciones de piso mojado, hizo de ésta una experiencia de aprendizaje distinto, aunque está tomando la oportunidad con mentalidad abierta.

“Quería manejar un auto de carreras desde hace mucho tiempo, y finalmente cumplir el deseo de la lista es masivo en mi rehabilitación y mi viaje para volver”, afirmó.

Wickens, de 32 años de edad, sigue anhelando que las circunstancias le favorezcan para volver a competir, no sólo en lo físico, sino también en el apartado financiero, ya que fuera del apoyo de ARROW McLaren SP, donde es asesor de sus pilotos e ingenieros, admitió que tener un patrocinador es necesario, sin importar la serie en cuestión.

A nivel personal, si bien quiere demostrar que puede volver a IndyCar de manera competitiva, las reglas actuales quizá le impidan hacerlo en el corto plazo.

Robert Wickens y Michael Johnson (FOTO: Levitt/Bryan Herta Autosport)

“Lo más duro de mi lesión es que estaba llegando al mejor momento de mi trayectoria y mis habilidades cuando esto pasó”, compartió.

“En las etapas iniciales de mi recuperación, no quería nada más que regresar a IndyCar. No estoy diciendo que no lo haré, pero entendiendo lo que se requiere en cuanto a accesibilidad, hacer un auto Indy competitivo con controles de mano, sería un trabajo masivo”.

“Quizá las reglas actuales, no es completamente viable, pero nunca digas nunca. Hay equipos grandiosos y cosas más locas han pasado en el pasado, así que por ahora seguiré haciendo lo que estoy haciendo, me enfocaré en mi rehabilitación y espero que en el futuro, la oportunidad correcta llegue”.

Fue la primera vez que Wickens manejó un auto de carreras; en 2019, durante la fecha de IndyCar en Toronto, condujo un Honda NSX de calle con adaptaciones similares.

#54: Robert Wickens, Bryan Herta Autosport, Universal Coating, Hyundai Veloster N TCR

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s