FOTO: Twitter Josef Newgarden

Newgarden probó el Aeroscreen en Richmond

A Josef Newgarden le tomó pocas vueltas aclimatarse al manejo de un IndyCar con el Aeroscreen en su cabina.

El bicampeón de la IndyCar participó en la tercera prueba que la categoría organiza con el dispositivo de seguridad, luego de las de Indianápolis, que tuvo a Scott Dixon y a Will Power, y Alabama, que contó con Simon Pagenaud y Ryan Hunter-Reay.

Para el ensayo de este martes, Newgarden corrió con Dixon en el óvalo de Richmond, que regresará al calendario en 2020; sus primeras impresiones fueron tan positivas como las de sus colegas, al explicar que, con todo y las 60 libras adicionales que implica su uso, el manejo del auto es muy similar al de los otros óvalos cortos incluidos en el campeonato.

“No se siente tan diferente, para ser honesto”, dijo. “Cuando salí por primera vez, en mi percepción de cuánto agarre tenía el auto y cuánto control tenía en el auto, era ligeramente diferente. Pero creo que fue porque se sentía extraño. No estás acostumbrado a tener una pantalla sobre tu cabeza”.

“Pero después de 20, 30 vueltas cuando te acostumbraste, el auto se siente muy similar en cuanto a la forma en que manejo el auto. La forma en que se siente el auto, en comparación con un lugar como Iowa o Gateway, se siente muy similar.

“Desde la puesta a punto, no tardó mucho en devolver el auto a la ventana correcta en lo que respecta a balance. Creo que el balance sigue siendo muy bueno, incluso con la pantalla puesta. Desde ese punto de vista, no creo que los autos vayan a cambiar dramáticamente el próximo año”.

Asimismo, Newgarden aseguró que factores como el nivel de ruido dentro del habitáculo tendrán modificaciones mínimas, mientras el del viento se reduce y la radiocomunicación mejora. Lo único que se mantiene fuerte es el sonido del motor, pero no genera distracciones.

“Honestamente, fue bastante perfecto”, opinó. “Honestamente no me sentí tan diferente. En cuanto a la percepción, fue un poco diferente cuando entré. Me tomó tal vez 30, 40 vueltas (adaptarme), después de eso estás acostumbrado. Se siente algo normal en este punto”.

Dixon, en su nuevo acercamiento al Aeroscreen, al que se implementaron ajustes como algunas aperturas de ruido y opciones para la ventilación del casco, afirmó que el desarrollo que se está haciendo en esta temporada baja contribuirá a que las velocidades y tiempos de vuelta sean las mismas que sin el aparato, aunque hay aspectos por cubrir, como los efectos del aire en grupos con autos numerosos.

“Sentimos algunas situaciones ligeramente diferentes al correr con Will en el Speedway en tránsito”, dijo. “Tendremos que ver cómo se desarrolla eso. De nuevo, creo que se trata más de afinar para tratar de sentar bases para cuando estemos corriendo en paquetes, al menos en condiciones de carrera”.

La siguiente prueba será el 5 de noviembre, en Sebring Raceway, con Sébastien Bourdais (Dale Coyne-Vasser Sullivan) y James Hinchcliffe (Schmidt Peterson).

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s