Andretti (FOTO: Joe Skibinski/INDYCAR Photography)

Andretti fue el tercer dueño en apoyar protección en Indy 500

Mientras se aproxima el arranque de las actividades rumbo a las “500 Millas de Indianápolis”, la plática de los últimos días ha girado en torno a la garantía para que los equipos de tiempo completo participen en la competencia.

En marzo, Roger Penske revivió el tema que surgió originalmente el año pasado, cuando James Hinchcliffe (Schmidt Peterson Motorsports) se quedó fuera del evento. En Long Beach, fue Chip Ganassi respaldó sus comentarios, argumentando el compromiso que patrocinadores y equipos hacen para el calendario entero de la IndyCar.

Michael Andretti, quien como Penske sabe lo que es no tener a uno de sus autos en la parrilla, también se unió al grupo que está a favor de recibir una garantía, argumentando que esto, a su vez, protegería a la misma categoría.

“Mi sensación es que tienes que ver al estado general de la serie y la fortaleza de la serie, ¿y cómo hacemos la serie más fuerte? Es trayendo a más patrocinadores”, comentó Andretti a The Indianapolis Star, en una entrevista publicada el jueves pasado.

“Obviamente la Indy 500 aún es el Super Tazón, y si un patrocinador que ha apoyado a la serie todo el año no entra a la carrera más grande del año, es un golpe enorme al estado general de la serie”.

El argumento que este sitio ha destacado, y que los tres propietarios  defienden es que, a diferencia de 1995, año en el que los coches de Penske no calificaron, el contexto actual de la categoría continúa en desarrollo, ya que a pesar del incremento de patrocinadores y equipos además de que las bolsas acumuladas no han tenido incrementos radicales durante la última década, no calificar a la Indy 500 es un golpe importante en el presupuesto de un equipo.

Andretti recordó cuando Ryan Hunter-Reay y DHL no calificaron a la edición de 2011, aunque ambos le compraron uno de los asientos a AJ Foyt Racing y dejaron a Bruno Junqueira fuera de esa competencia. Ese movimiento, según el dueño de cinco coches, fue clave para que el patrocinador no abandonara al equipo.

En 2019. solo hay 22 autos programados para correr todo el calendario, incluyendo el que comparten Ed Jones y Ed Carpenter (ECR), junto con el de Patricio O’Ward y Charlie Kimball (Carlin), lo que dejaría a al menos 12 autos (gracias al anuncio de JR Hildebrand con Dreyer & Reinbold Racing) peleando por los 11 lugares restantes.

Andretti también aseguró que esta idea está lejos de compararse con la “Regla 25/8”, que la Indy Racing League implementó en 1996 pero que derivó en el boicot de los propietarios de CART.

“Eso fue para intentar evitar a los chicos de CART de venir y todo eso. Fueron razones políticas para todo eso. Aquí, se trata de la supervivencia del deporte. Gran diferencia”, dijo al mencionado diario.

Además, admitió que alguna modificación no se implementará este año, pero a su vez declaró que Jay Frye siente empatía con los propietarios y espera recibir apoyo del resto del paddock para que se modifique el reglamento deportivo para 2020.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s