Servia (FOTO: Walt Kuhn/IMS, LLC Photo)

Oriol, cerca de la hazaña

Al final, Oriol Serviá fue protagonista en la definición de las “500 Millas de Indianápolis” con una de las estrategias más arriesgadas.

La sucesión de banderas amarillas que aparecieron en toda la carrera lo llevaron de caer una vuelta por detrás de los líderes a encabezar al pelotón en el sprint final de ocho vueltas; aunque el combustible no alcanzó, él disfrutó la oportunidad de ganar la carrera.

“Arrancamos en el fondo (de la parrilla) y teníamos que tomar muchos riesgos en la pista, y estaban funcionando”, dijo al bajarse de su auto.

“Seguía pasando autos hacia adelante y… teníamos que tomar riesgos en el puesto (de mando de pits), éramos octavos, fácilmente pudimos ser quintos y vinimos aquí a ganar; tomamos el riesgo de ingresar y estuvimos dos vueltas cortos”.

FOTO: Richard Dowdy/IMS, LLC Photo
FOTO: Richard Dowdy/IMS, LLC Photo

El piloto de Rahal Letterman/Scuderia Corsa arrancó en el lugar 26, y antes de las primeras dos banderas amarillas estaba con desventaja de una vuelta; sin embargo, el accidente de Ed Jones le permitió sobreponerse. Vinieron un par de ajustes al coche y fue hacia adelante, convirtiéndose en el piloto que hizo más rebases en la carrera (46), alcanzando a llegar a la sexta ubicación.

El choque de Sage Karam detonó el cambio de planes, al ingresar en la vuelta 157; a pesar de volver de inmediato al Top 15, esperó a que se cumpliera el ciclo de ingresos bajo bandera verde para asumir el liderato y a la aparición de otro encadenamiento, cortesía de Tony Kanaan, lo que le permitió ilusionarse en su décima participación en el evento.

Eventualmente, la falta de impulso en el reinicio le impidió defenderse de Stefan Wilson y Jack Harvey y, con dos giros para el final, se metió a los fosos, no sin antes quedar tan satisfecho como emocionado de haber hecho algo diferente.

“Estos chicos (sus mecánicos) saben exactamente cuánto combustible hay en el auto, pero pensé: ¿Qué tal si nos quedamos afuera y de alguna forma, ellos calcularon mal?”, expresó con mucha emoción.

“Pero saben, ellos no cometen errores como esos. Estoy seguro que me iba a quedar sin combustible”.

Serviá finalizó en el lugar 17 en la carrera de este domingo, en el debut de Scuderia Corsa en la categoría; a pesar del resultado, considerando que estuvo a menos de 30 minutos de quedar fuera del evento hace ocho días, fue un notable debut del conjunto de Giacomo Mattioli.

“Estoy muy orgulloso de todo el esfuerzo”, afirmó. “Cuando vienes como un equipo de un solo auto, es realmente duro vencer a los chicos que son de tiempo completo así que hacerlo para correr por la plata como lo hicimos es realmente grandioso. Fue agradable correr al frente”.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s