Newgarden (FOTO: Joe Skibisnki/IMS, LLC Photo)

¿Mejorará el espectáculo en carrera?

La incertidumbre sigue rondando por el óvalo de Phoenix, donde se correrá la segunda fecha de la IndyCar.

A pesar de la llegada del nuevo aero kit, que generan menos carga aerodinámica y enfatizan la necesidad de encontrar grip mecánico, la dificultad de generar una segunda línea de manejo sostiene el riesgo de una nueva procesión de autos, lo cual ha afectado el espectáculo en los últimos dos años.

“La serie obviamente ha estado tomando algunas medidas para intentar que la segunda línea haga un poco para nosotros”, explicó James Hinchcliffe. “En última instancia, esta todavía será una pista principalmente de una línea, pero creo que no muchas personas manejaron en tráfico durante el test (de febrero”.

“Creo que todavía será el caso de colocar el auto donde quieres que esté y obligar al otro muchacho a levantar, y si él quiere mantenerse en la línea externa, que así sea”.

Para este fin de semana, la categoría y Firestone llevaron un sistema denominado “Tire Dragon”, en el que cuatro neumáticos son arrastrados por un tractor y dejan caucho en la superficie, mayoritariamente en la parte externa de la pista, con la finalidad de que el agarre sea mucho mayor y se genere más acción en la carrera.

Graham Rahal espera que este método sea efectivo, siempre y cuando los pilotos estén dispuestos a tomar riesgos.

“Si todos corremos en la (linea) interna y solo se quedan en la interna, esto nunca funcionará”, comentó en conferencia de prensa.

“Así que tenemos que encontrar una manera de hacer la segunda línea, y si eso trabaja, primero, la duración de los stints aquí son considerablemente más largas que el año pasado, porque el auto es mucho más eficiente; el consumo de combustible es mucho mejor porque elimina un pit stop de lo que hemos visto hasta ahora, con base en el test”.

“Así, vas a ir a una mayor distancia en neumáticos, y los neumáticos no son muy diferentes a los del año pasado, no mucho”.

El sistema
El sistema “Tire Dragon” (FOTO: Chris Jones/IMS, LLC Photo)

Durante la práctica nocturna, varios pilotos intentaron efectuar rebases, lo que obliga al otro auto a quedarse en la línea externa; sin embargo, además de la pérdida de velocidad, Spencer Pigot y James Hinchcliffe corrieron con suerte de no quedar impactados, al quedarse sin grip y verse obligados a aplicar el freno. El estadounidense de Ed Carpenter Racing alcanzó a rozar la pared, sin daños.

Esta situación, junto con la degradación de las llantas (que se espera que duren alrededor de 50 vueltas), el tráfico y la transición de día a noche, harán de la jornada de este sábado una muy complicada, pero en la que el estilo de manejo será crucial para determinar al ganador y, en especial, ver si la categoría puede ser capaz de mejorar el espectáculo en un circuito con mucha historia.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s