Sebring (FOTO: Sebring Raceway)

Seis pilotos se subieron al nuevo auto

Esta semana, la IndyCar organizó su último día de pruebas del auto de 2018, antes de comenzar a compartir su información recolectada con equipos y motoristas.

El circuito de Sebring, en Florida, no solo recibió a Juan Pablo Montoya y a Oriol Serviá, quienes desde julio han sido parte de los tests iniciales de los nuevos aero kits Dallara; Scott Dixon, con asistencia de Chip Ganassi Racing y Honda, y Spencer Pigot, de Ed Carpenter Racing y Chevrolet, tuvieron su primer acercamiento al renovado chassis.

En menor medida, Josef Newgarden y James Hinchcliffe rodaron algunas vueltas, ocupando los autos de Montoya (Team Penske/Chevy) y Serviá (Schmidt Peterson/Honda), respectivamente, a la vez que Sébastien Bourdais estuvo en calidad de espectador. Todos tuvieron una perspectiva muy positiva.

FOTO: INDYCAR
FOTO: INDYCAR

“Aprendimos mucho. Es lo más que aprendido en un test en mucho tiempo, simplemente porque es drásticamente diferente”, declaró el neozelandés al sitio oficial de IndyCar.

“Fue algo que esperaba con menos grip, (aunque) creo que necesitamos trabajar juntos con Firestoe para encontrar la llanta que se acomode mejor. Ellos trajeron una opción, lo que parece ir en la dirección correcta”.

El trabajo que Montoya y Serviá elaboraron durante la jornada celebrada el martes se concentró, junto con otros aspectos, en los últimos detalles relacionados con el nuevo sistema de frenos que se utilizará en 2018, el cual será 100% de Performance Friction Brakes (PFC); este año, esta empresa combinó algunos componentes suyos con los existentes de Brembo. Sebring fue el sitio ideal, al ser un trazado conocido por su exigencia en este aspecto.

Mientras Serviá describió que el efecto de frenado pondrá a prueba la habilidad de los pilotos, Pigot, quien será titular de tiempo completo del auto No. 21 de Ed Carpenter Racing, hizo una breve comparación con los modelos que fueron vigentes hasta este año.

“Con menos grip, estás trabajando más en el volante, derrapando mucho más, las zonas de frenado son un poco más largas”, comentó a Motorsport.com.

“Definitivamente tienes que modular la aceleración para prevenir el derrape de ruedas, y no solo hablo de las curvas cerradas. Mientras aceleras en segunda y tercer (marchas), la parte trasera del auto se vuelve más nerviosa”.

En este video, se pueden observar algunos segundos la participación la mayoría de los pilotos en el test.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s