Tom Blomqvist (FOTO: Meyer Shank Racing)

Tom Blomqvist probará un IndyCar de Meyer Shank

El final de la temporada de IndyCar se aproxima y, con él, la oportunidad de varios pilotos externos para manejar un auto de la categoría.

Como se ha visto en tiempo reciente, los equipos suelen utilizar la temporada baja para acumular kilómetros de todas las formas posibles, en especial porque en los dos últimos años, los días de ensayos se han limitado, producto de la pandemia de COVID-19 y la necesidad de reducir costos al máximo.

Una de las vías que las escuadras han maximizado para obtener tiempo en pista es la realización de «pruebas de evaluación», en la que pilotos del Road to Indy o de otras categorías entrenan un día. Pilotos de alto perfil como Stoffel Vandoorne, Nyck de Vries y Nico Hulkenberg se subieron a autos de IndyCar durante el invierno pasado.

Este será el caso de Tom Blomqvist, quien seguirá con Meyer Shank Racing dentro de IMSA en 2023 y será parte de una de las alineaciones de Acura para el arranque de la era LMDh, que en Estados Unidos se denominará GTP.

Adicionalmente, Blomqvist tendrá un día de prácticas en uno de los autos de IndyCar del equipo, sin especificar fecha y lugar, aunque es muy posible que se hará después de sus compromisos en la campaña de IMSA.

«La prueba de IndyCar es algo por lo que también estoy muy emocionado», declaró. «Es increíble que Mike (Shank) y el equipo hayan respetado lo que he hecho este año y me den la oportunidad de conducir uno de sus autos de Indy».

«Definitivamente es algo a lo que aspiro hacer en el futuro y tengo que agradecer enormemente al equipo por darme la oportunidad de hacer esa prueba”.

Tom, hijo de Stig Blomqvist, inició su trayectoria en Fórmula Renault y F3, antes de dar el salto a DTM en 2015; un año antes, se proclamó subcampeón de la Fórmula 3 Europea de la FIA, siendo superado por Esteban Ocon pero venciendo a Max Verstappen, Felix Rosenqvist y Nicholas Latifi, entre muchos otros rostros que a la postre tuvieron o tienen etapas en F1 e IndyCar.

En paralelo con su etapa en resistencia, regresó a los monoplazas de tiempo completo, al disputar el campeonato 2020-21 de Fórmula E, pero sólo sumó seis puntos con NIO 333.

Blomqvist hizo una transición sólida a la clase DPi de IMSA con Meyer Shank y el Acura ARX-05; junto con Oliver Jarvis, se dirigen a la última ronda, las 10 horas de Petit Le Mans del 1 de octubre, luchando por el título general.

“MSR confió mucho en mí al ponerme en el auto este año y hemos tenido una campaña exitosa», afirmó.

«Trabajamos bien juntos y está claro por los resultados que hemos tenido y ahora estamos enfocados en llevarnos el campeonato. Obviamente, con el nuevo auto será un desafío diferente, pero para el que todos estamos muy motivados».

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s