Colton Herta (FOTO: Penske Entertainment/Paul Hurley)

Herta reina en el caos del GP de Indy

Colton Herta sobrevivió para ganar la edición más caótica de la historia del Gran Premio de Indianápolis, correspondiente a la Fecha 6 de la IndyCar 2022.

El estadounidense arrancó en 14º lugar en la jornada de este sábado, que a pesar de la tormenta que cayó en el área de Speedway, inició en el horario programado originalmente.

Pero como la pista ya se había secado significativamente para cuando ondeó la bandera verde, Bryan Herta, estratega de su hijo, envió al No. 26 a pits al final de la tercera vuelta, mientras Pato O’Ward avanzó de quinto al liderato en el primer giro, Will Power se tocaba con Josef Newgarden y se generaron los primeros trompos y despistes.

Fue así como Herta, después de protagonizar una de las salvadas más espectaculares en tiempo reciente, pasó al liderato en la tercera vuelta y controló sus posibilidades de victoria, soltando el primer lugar únicamente cuando se completaban los ciclos de detenciones en pits.

Aunque continuó la incertidumbre sobre si la lluvia regresaba al área, y la intensidad de la misma, la última serie de detenciones en pits definió el resultado.

El grupo ingresó a pits bajo bandera amarilla en la vuelta 60, pero como las precipitaciones aumentaron, todos a excepción de O’Ward, Scott McLaughlin, Romain Grosjean y Callum Ilott, pararon por llantas para lluvia.

VER: Resultados

Herta regresó en quinto sitio, pero mientras la neutralización se prolongó, Ilott revirtió su estrategia, McLaughlin trompeó y O’Ward no tuvo armas para mantenerse adelante, retomó la primera casilla en el reinicio siguiente y no la volvió a soltar, pese a que hubo dos intervenciones adicionales del Auto de Seguridad.

La carrera terminó bajo esta condición y con base en el tiempo límite de 120 minutos que se establece cuando arrancan con piso mojado, habiéndose completado 75 de las 85 vueltas pactadas. Herta lideró 50, lo que le valió su séptima victoria en la serie.

Simon Pagenaud, quien arrancó en 20º lugar, llegó en segundo gracias a un manejo impecable en el tercer y penúltimo stint que lo vio pasar de undécimo al Top 5. Es su primer podio con Meyer Shank Racing.

El podio lo completó Power, quien después de recuperar terreno y protagonizar batallas duras en pista contra Jack Harvey y Alexander Rossi, se convirtió en líder del campeonato.

Marcus Ericsson, quien optó por una estrategia alterna en algún punto del recorrido, y Conor Daly, quien perdió rendimiento en el comienzo y cayó estrepitosamente en el orden mientras ahorraba combusible, completaron el Top 5.

Felix Rosenqvist, quien había caído fuera del Top 15 por un contacto que su coequipero O’Ward le propinó en un reinicio gestado en la vuelta 42 y por cambios múltiples de alerón, rescató la sexta casilla, gracias a una remontada heroica desde la 12º colocación en los dos últimos relanzamientos.

Por su parte Ilott, quien corrigió el error estratégico a tiempo, pasó del 14º al séptimo sitio en la conclusión, dándole a Juncos Hollinger Racing su primer Top 10 en IndyCar. Bajo condiciones de seco, el británico se mantuvo entre los diez mejores.

Takuma Sato, quien hizo la misma estrategia que Herta, se despistó durante el contacto entre los McLaren, pero salvó el octavo lugar, delante de Christian Lundgaard, quien cruzó la meta golpeando a Ilott por detrás, y Scott Dixon, quien milagrosamente rescató un Top 10 después de quedarse sin combustible en el primer ciclo de pit stops bajo bandera verde.

Quines acompañaban a Power al frente de la clasificación general tuvieron sus complicaciones. Álex Palou trompeó en los primeros giros y se le apagó el auto, lo que lo dejó con déficit de una vuelta para el resto del recorrido, relegándolo al 20º lugar.

Josef Newgarden se involucró en un incidente con Harvey y Rossi, en el que trompeó a alta velocidad en la Curva 11 y se dañó un brazo de suspensión, por lo que acabó en 25º a quince giros del ganador.

Por la estrategia errónea, a O’Ward – quien se había recuperado de 11º a cuatro después del contacto con Rosenqvist – se le acreditó la 17º ubicación, justo por delante de McLaughlin y Grosjean. Los tres entraron en pits antes del último relanzamiento, por lo que además fueron sancionados porque lo hicieron cuando el carril estaba cerrado.

El día del ex F1 ya venía cuesta abajo, luego de un contacto con Harvey que lo envió al pasto durante la jornada.

Rinus VeeKay, ganador defensor del evento, fue 23º, luego de trompear y ser golpeado por Devlin DeFrancesco, Un segundo trompo le hizo perder un total de dos giros.

Juan Pablo Montoya aprovechó el caos para llegar a rodar en sexta posición; sin embargo, un accidente durante la penúltima vuelta lo dejó estacionado en la Curva 1 del óvalo, por lo que terminó en 24º.

Su compatriota Tatiana Calderón se anotó su primer Top 15 en IndyCar al llegar en 15º; la titular del No. 11 de AJ Foyt Racing lideró dos vueltas durante el segundo ciclo de detenciones.

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s