Stefan Wilson (FOTO: Cusick Motorsports)

Stefan Wilson, a Indy 500 en inscripción de Cusick y DragonSpeed

La búsqueda para tener una parrilla completa para la 106º edición de las «500 Millas de Indianápolis» se terminó.

Este jueves se confirmó el regreso de Cusick Motorsports a la competencia del Mes de Mayo, en esta ocasión colaborando con DragonSpeed, utilizando un auto y equipamiento de AJ Foyt Racing.

De esta forma, Stefan Wilson se convierte en el 33º piloto confirmado para inscribirse a la competencia con patrocinio de LOHLA SPORT, Sierra Pacific Window y GNARLY Premium Cut Jerky.

Wilson tendrá que completar el Programa de Actualización de Veteranos (Refresher) el martes 17 de mayo, cuando inicien las prácticas oficiales rumbo a la Indy 500.

«Estoy muy emocionado de estar de vuelta en el evento que encendió mi pasión por el automovilismo hace varias décadas», dijo el fundador Don Cusick. “Estar asociado con una organización joven, hambrienta y profesional como DragonSpeed ​​​​lo hace aún mejor».

«El año pasado fue una primera experiencia increíble en el sitio para Cusick Motorsports y nuestros socios, y estamos muy contentos de tenerlos con nosotros nuevamente. Que LOHLA SPORT y Sierra Pacific Windows regresen como socios principales y co-principales es simplemente fantástico, y estamos emocionados de dar la bienvenida a GNARLY Jerky a este grupo también».

«Muchas gracias a Jay Frye (Presidente) de INDYCAR, Team Chevy y Anders Krohn (manager del equipo Cusick) por ser fundamentales en la elaboración de este programa. Tenemos algunos asuntos pendientes del año pasado con Stefan Wilson y nuestros socios, por lo que no vemos la hora de comenzar el evento».

Cusick Motorsports debutó en la Indy 500 del año pasado, con respaldo técnico de Andretti Autosport y Wilson al volante, aunque un incidente en la primera ronda de detenciones en pits les impidió terminar.

Su plan original para 2022 era competir en IMSA Michelin Endurance Cup en asociación con Hardpoint Racing, pero permanecieron buscando respaldo para correr en Indianápolis, donde el dilema por completar la parrilla se extendió durante los últimos meses.

Falta de mecánicos de tiempo completo y experimentados hicieron que equipos como Foyt, Juncos Hollinger Racing, Dale Coyne Racing y Andretti Autosport no expandieran operaciones para la carrera.

Fue así como DragonSpeed reapareció en el mapa. El equipo que buscó competir de manera permanente en IndyCar en 2019, pero que tuvo que reorganizarse por los efectos económicos que generó la pandemia de COVID-19 y se retiró de la categoría tras la Indy 500 del año pasado, vendiéndole su único chassis a Meyer Shank Racing, mismo con el que ganó la edición de 2021 con Helio Castroneves.

Tras ganar las «24 Horas de Daytona» de este año, en la clase LMP2, con los pilotos de IndyCar, Pato O’Ward, Colton Herta y Devlin DeFrancesco, ahora intentarán capitalizar la ayuda de INDYCAR para participar en el evento y regresar a la parrilla de tiempo completo.

«Esta oportunidad significa mucho para nosotros», declaró el director del equipo DragonSpeed, Elton Julian. «Juntar este programa junto con Don Cusick, Stefan Wilson y el grupo de socios de Cusick Motorsports nos trae de regreso a Indy incluso antes de lo que esperábamos, y un paso más cerca de convertirnos en un equipo INDYCAR de tiempo completo».

«Con ese objetivo en la mira, puedo decirles que no vendremos al Brickyard para compensar los números: estamos aquí para reanudar nuestra curva de aprendizaje de IndyCar y aprovechar nuestra experiencia de 2019 y 2020, y también las actuaciones pasadas de Stefan».

«Sé que Don y Stefan comparten nuestras ambiciones, y estoy agradecido con AJ Foyt Racing y el espíritu de corredor de Larry Foyt por ayudar a hacer posible este esfuerzo mediante el uso de su equipo».

«También apreciamos enormemente el apoyo de Jay Frye en INDYCAR y Jim Campbell (directivo) en Team Chevy. Sumar la 500 a nuestros compromisos de IMSA es complicado, pero todos en DragonSpeed ​​estamos al 100% para el desafío de Indy”.

Para Wilson, será su cuarta aparición en la Indy 500. El ganador de carreras de Indy Lights finalizó 15º en 2018, año en el que estuvo a punto de hacer funcionar una estrategia alterna que lo vio liderar a cuatro vueltas del final.

«El viaje a las 500 Millas de Indianápolis de 2022 ha sido una montaña rusa para Cusick Motorsports, nuestros socios y yo», declaró el británico. “Hace unas pocas semanas, no parecía que esto fuera a suceder para nosotros, pero estoy muy aliviado de que todas las piezas se juntaran para tener otra oportunidad en esta carrera».

«La asociación de Cusick Motorsports y DragonSpeed ​​​​no podría encajar mejor y sé que será una gran combinación para Indy este año, así como para futuras oportunidades. También tengo muchas ganas de unirme al equipo Chevy y usar el Corbatín este mes».

«Hay tantas personas a las que tengo que agradecer por hacer que esto suceda para nosotros. En primer lugar, muchas gracias a Don Cusick por creer en mí y estar a mi lado mientras luchábamos para regresar a las 500, a Elton Julian y al equipo DragonSpeed ​​​​por su compromiso de unir fuerzas con nosotros y un gran gracias a Jay Frye e INDYCAR junto con Jim Campbell y Chevrolet por su apoyo para hacer que esto suceda».

«También un gran agradecimiento a los socios que hicieron que todo esto sucediera, LOHLA SPORT, GNARLY Premium Cut Jerky, Sierra Pacific Windows, ConnectDoc, Neptune Systems, Rayne Nutrition, Topping & Legnon Wines y Mr. y la Sra. James Lowes».

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s