Jimmie Johnson (FOTO: Penske Entertainment)

Johnson fue sexto en debut oval; ya sueña con Indy 500

Jimmie Johnson se lució en su territorio natural y su confianza se ha disparado a los cielos, con las «500 Millas de Indianápolis» en el horizonte.

El estadounidense fue uno de los protagonistas en la parte final del Texas 375, su primera carrera en un óvalo como piloto de IndyCar y la primera desde 2020, y en la cual finalizó en sexta posición, por lejos su mejor resultado en la categoría.

Aunque un problema de software le impidió asegurar un Top 5, la leyenda de NASCAR no pudo haber pedido más sobre la experiencia del fin de semana.

«Estoy absolutamente feliz», expresó. «A falta de un par (de vueltas) estaba en quinto lugar. Estábamos preocupados por el combustible».

«Tuvimos un problema con la telemetría, no sabía cuánto combustible tenía que ahorrar. Tenía un número de combustible de pánico. Me di cuenta por la seriedad en la voz (de mis ingenieros) que era serio. No podía defenderme de Scott (Dixon) y tratar de mantenerme quinto».

«Qué aventura de dos días ha sido ésta. Ser capaz de obtener suficientes vueltas en la carrera, sentir los neumáticos de principio a fin, las paradas de bandera verde, estar en el aire sucio, qué incómodo y traicionero es eso».

«Todos esos pequeños errores y pequeños momentos me dieron una idea del auto y me ayudaron a sentir realmente cómo conducir este auto, cómo crear velocidad».

Jimmie Johnson (FOTO: Penske Entertainment/Chris Jones)

Johnson se mantuvo en la parte media del grupo antes de la sucesión de banderas amarillas, esquivando los accidentes que tuvo frente a él: el trompo de Kyle Kirkwood y el contacto entre Graham Rahal, Devlin DeFrancesco y Helio Castroneves.

Al reiniciar, el nivel de confianza y el rendimiento de su auto le permitieron meterse al Top 10 y después hacer buenos rebases sobre veteranos como Dixon, Simon Pagenaud y el campeón Álex Palou. Incluso, afirmó que de haber arrancado más adelante, el resultado pudo ser mejor.

Después de esto, ahora no cree descabellado pensar en una victoria en la Indy 500, al haber mucha motivación en él y en todo su grupo de mecánicos en Chip Ganassi Racing.

«Siento que esa es una declaración agresiva, seguro… ¿pero por qué no? ¿Por qué no podemos?», expresó.

«Las 500 son una carrera especial. Hemos visto ganar a favoritos. Hemos visto la carrera ganada por estrategia, ganadores por primera vez, una variedad de cosas diferentes que han sucedido. Helio (Castroneves) es como mucho mayor que yo (cuatro meses) y ganó el año pasado».

«De verdad, todo es posible. A partir de hoy, si tuviera una mala carrera hoy o no sintiera el auto, pensaría que la colina a escalar durante el mes de mayo sería mucho más empinada. Aprendiendo lo que hice hoy, voy a empezar en un lugar mejor».

«¿Por qué no? Soñemos en grande».

Johnson insiste en que no tiene nada que probar y que su transición a los monoplazas es un deseo de muchos años.

Pero en general, volver a ser competitivo en una carrera lo deja con muchos sentimientos encontrados.

«En algunos aspectos hay validación, en otros aspectos hay alivio, en otro sentido simplemente me gusta ir a las carreras. Es un poco de todo», dijo.

«Por supuesto que soy un competidor, por supuesto que sabía que debía correr mejor en óvalos y pude hacerlo este fin de semana. Eso se siente bien».

«No tengo un hacha para moler. No tengo un punto que probar. Sólo voy a correr. Estoy puramente feliz de haber tenido un gran día en el auto de carreras».

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s