Montoya (FOTO: Chris Owens/INDYCAR)

Montoya hará doblete en Indy: “Si no creyera que puedo ganar las 500, no la haría”

Juan Pablo Montoya correrá las dos competencias del mes de mayo de la IndyCar en Indianápolis, a fin de llegar lo más afinado posible a las 500 millas.

El colombiano manejará el auto No. 86 de ARROW McLaren SP en el clásico del Mes de Mayo, el cual busca ganar por tercera vez, luego de los éxitos con Chip Ganassi Racing en 2000 y Team Penske en 2015. Su diseño exterior honrará el 50º aniversario de la primera de tres pole que tiene la marca británica en el evento, cortesía de Peter Revson.

Además, lo hace con la firma con la que compitió en Formula 1 hace 15 años y que, después de varios intentos de Zak Brown, jefe de la compañía con sede en Woking, fue una oportunidad que finalmente se concretó.

“Desde 2017, Zak me ha llamado cada año, y (Roger) Penske nunca me dejó. Este es el primer año en el que Penske no pudo decir que no”, compartió con medios este lunes.

Esto, porque Montoya estaba bajo contrato con Team Penske en la serie IMSA, en un acuerdo que expiró a fin de año, cuando dicho programa de autos deportivos cerró y su acuerdo no se renovó.

Y es que el bogotano destaca la visión e insistencia reiterada de Brown para tenerlo en sus filas para esta competencia, primero como una opción alternativa en caso de que Fernando Alonso no estuviera disponible, y ahora para seguir consolidando el programa de ARROW McLaren SP. Ambos ya tienen un historial previo, dado que el campeón de CART manejó en las “24 Horas de Le Mans” de 2018 para United Autosports.

Para esta ocasión, la experiencia que se necesita para domar un óvalo como el de Indy es fundamental, lo cual se refleja en las estadísticas. Él mismo la ganó con Penske con 39 años cumplidos, mientras Takuma Sato venció el año pasado con 43 años. A excepción de Alexander Rossi en 2016, los últimos siete ganadores (de 2014 a 2020) han requerido al menos siete intentos para hacerlo.

“Si ves a los chicos de 40, normalmente, son los que van a acabar el trabajo al final del día, porque es una carrera que requiere mucha cabeza, mucha madurez y necesitas hacerla”, explicó.

“La primera vez que la gané, tenía mucha velocidad para ganarla, pero hice muchas cosas mal y casi lo arruino en un par de ocasiones sin razón, cuando tenía un liderato de 10 segundos, porque quieres ser competitivo y piensas que necesitas ser rápido”.

“Al final, tienes que entender lo que se necesita y mucho de las 500 es trabajar con el equipo que tienes para entender lo que necesitas para el final del día. Cuando la carrera inicia, el auto hará una cosas, pero al final, hará algo diferente. Mientras el día transcurre y la pista cambia, si podemos hacer los cambios correctos e ir en la dirección correcta, harás una gran diferencia al final del día, con lo competitivo que seas”.

Montoya presionó para inscribirse al Gran Premio del circuito mixto, a correrse el 15 de mayo, como ensayo del evento estelar, en el cual, al ser la victoria su único objetivo, buscará adaptarse a las limitaciones deportivas para tomar el ritmo suficiente para las prácticas en el óvalo, en función de la dinámica del equipo y el intercambio de información con sus coequiperos Patricio O’Ward y Felix Rosenqvist.

Para los dos eventos, Craig Hampson, quien hizo tetracampeón a Sébastien Bourdais en Champ Car y es jefe de Desarrollo e Investigación en AMSP, será su ingeniero.

“¿Lo haremos excepcionalmente bien en el GP? Probablemente no, en especial con el calendario que tendremos, creo que sólo habrá una hora de prácticas antes de la calificación, pero lo que hará una diferencia masiva son las detenciones en pits, los autos de seguridad, los arranques, tener a todos en modo de carrera”, comentó.

“Cuando iniciemos la semana de las 500, iremos ahí a practicar. No iremos a armar al equipo, no vamos a recopilar ni a revisar la data. Todos estaremos alineados y entenderemos cuáles son los mensajes en radio. La idea es aclarar todas las cosas que pueden ir mal en las 500; todo lo que vamos a hacer mal, lo planeamos hacer en el GP, para que cuando vayamos a las 500 y tengamos la oportunidad al final del día, podamos hacer lo que se necesite hacer”.

De esta manera, Montoya busca ser el undécimo piloto en ganar la Indy 500 en al menos tres oportunidades; el último en hacerlo fue Dario Franchitti en 2012. Sólo AJ Foyt, Al y Bobby Unser han ganado con al menos tres diferentes equipos registrados. 

Con 45 años cumplidos, confía en que armará un paquete suficientemente competitivo para ganar.

Su primer acercamiento al óvalo será este jueves y viernes, cuando participe en el Open Test que la categoría organizará con todos los participantes de la carrera.

“Creo que podemos trabajar y construir un auto que pueda competir por una victoria. Si no creyera que pudiera ir a ganar, no la haría. No hay punto. La he ganado dos veces, e ir solo para dar vueltas es la misma razón por la que dejé la F1, no tenía opciones. De correr en media parrilla, preferiría estar en casa”, expresó.

“La razón por la que estoy aquí es porque hay gente que aún cree que puedo acabar el trabajo”.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s