Veach (FOTO: Chris Owens/INDYCAR)

Se mantiene optimismo por Indy 500, pese a repunte de casos

Las dudas permanecen respecto a la viabilidad de celebrar las “500 Millas de Indianápolis” con la presencia de aficionados, ante la volatilidad que el estado de Indiana, y todo Estados Unidos, viven por el coronavirus.

Dependiendo de la zona, se han registrado rebrotes de casos de COVID-19, o simplemente la primera ola de contagios se ha agudizado en la nación americana.

En Indiana, de acuerdo con el conteo extraoficial de The New York Times, se han contabilizado 58,607 casos hasta la tarde de este lunes, con 2,825 fallecidos.

Marion, donde se encuentran las ciudades de Indianápolis y Speedway, es el Condado con la mayor cantidad de casos (cerca de 13 mil) y tiene la quinta mayor tasa por cada 100 mil habitantes (1,345).

Además, sigue registrando una curva ascendente de infectados en las últimas dos semanas; la cifra más baja en este periodo fue el día 7 (299), mientras que el domingo 19 se reportaron 920 casos nuevos.

Con la Indy 500 pactada para el 23 de agosto, y el comienzo de las prácticas para el día 11, IndyCar se mantiene atenta al desarrollo de la situación, aunque Mark Miles permanece confiado en que el gobierno local dará el visto bueno definitivo para permitir el acceso al público, en los próximos días.

“A menos que el mundo del COVID se estrelle contra nosotros y las métricas de salud realmente se vuelvan desfavorables (en Indiana), estoy bastante seguro de que podremos hacer la carrera”, comentó el Presidente de Penske Entertainment Corp. este lunes a Sports Business Journal.

Esto va en sintonía con el respaldo que el Gobernador Eric Holcomb y la Dra. Kristina Box, Comisionada de Salud del estado, realizaron casi dos semanas, en una de sus conferencias, enfatizando en el diseño de un plan sanitario para proteger a los aficionados durante los días de actividad.

Además, en los últimos dos fines de semana, la NHRA reinició su temporada en Lucas Oil Raceway, limitando la asistencia a 10-15%., lo que se puede considerar una referencia operativa para el mes entrante.

Sin embargo, todo esto ocurre en un contexto en el que los casos aumentan y, pese a que varias cadenas de tiendas nacionales y locales hacen obligatorio el uso de cubrebocas/mascarillas, cierta parte de la población se rehúsa a hacerlo, al calificarlo de una acción “anticonstitucional”.

Además, del 11 al 19 de julio se realizó la Feria del Condado de Marion, en la que se hicieron virales imágenes de gente sin respetar las reglas de distancia social y el uso de equipo de protección.

En cuanto a lo deportivo, Miles destaca que la implementación de medidas para los cuatro fines de semana de acción, en los cuales se ha prohibido el acceso al paddock, ha servido como una práctica significativa para las medidas que se vayan a aplicar en Indy.

“Cuanta más experiencia tengamos, mejor (resultado) obtendremos. Aunque realmente creo que empezamos bien incluso en muchos de estos procedimientos con el paddock en Texas”, dijo.

“Hay muchas maneras de pensarlo. Pero primero tenemos que ocuparnos de los competidores, el paddock, los equipos, los medios, el talento de televisión y sus chicos de producción, todos los que son parte de hacer que INDYCAR funcione”.

Mark Miles (FOTO: Joe Skibinski/iNDYCAR)
Mark Miles (FOTO: Joe Skibinski/iNDYCAR)

“Creo que todos lo hacen muy bien. Tienen la actitud correcta. Es posible que haya pensado que (la pandemia) disminuiría con el tiempo, pero constantemente hay conversaciones, discusiones sobre lo importante que es que sigamos estos procedimientos, que usemos máscaras”.

“Lo que estamos tratando de hacer es descubrir cómo se ve una nueva normalidad para que podamos continuar operando, continuar haciéndolo de la manera más responsable y segura, y cuidar a nuestros fanáticos y comunidades. De eso se trata todo”.

Actualmente, el estado de Indiana se encuentra en una Fase 4.5, dentro de su reapertura gradual de actividades, en la que los eventos de automovilismo deben operar con un máximo del 50% de capacidad de sus espectadores.

Esta etapa se mantendrá hasta fin de mes, aunque en los próximos días se definirá si se conserva esta etapa por un periodo adicional o se avanza a la Fase 5, un hecho que se ha pospuesto por más de tres semanas.

Además, está por verse si el Condado de Marion se sincroniza con el resto del estado o se mantiene con entre 5 y 7 días de retraso, como lo han hecho en tiempo reciente, motivo por el cual la fecha conjunta de IndyCar y NASCAR del 4 de Julio se realizaron a puerta cerrada.

Los directivos del autódromo de Indy, particularmente Roger Penske, han sido enérgicos al enfatizar que realizarán las 500 millas únicamente con público.

El mes pasado, se anunció que se limitará el acceso a las instalaciones, al tiempo que se reportaban entradas vendidas hasta para 170 mil espectadores; sin embargo, se desconoce la cantidad de cancelaciones y compradores de boletos que confirmaron su reubicación de asientos.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s