Indy 500 (FOTO: Joe Skibinski/INDYCAR)

Regresan castigos en parrilla por cambios de motor

INDYCAR volverá a introducir la pérdida de posiciones en la parrilla, como penalización por cambio de motor no aprobado.

Cuando la fórmula V6 turbo se implementó en 2012, año en el que revivió la competencia de marcas, se estableció que, en caso de tener que cambiar una unidad antes de acumular 1850 millas o durante un fin de semana de carreras, la sanción era caer 10 lugares en la parrilla de salida.

Fueron reiteradas las pérdidas de lugares para los pilotos, siendo famoso el caso de Long Beach, cuando todos los equipos propulsados por Chevrolet retrocedieron 10 puestos tras la calificación, luego de que se encontrara un problema durante un test previo que obligó a la constructora a modificar los propulsores de todos sus usuarios, a modo de precaución.

Aunque el sistema era nuevo, para 2013, la cantidad a cubrir incrementó a 2000 millas; sin embargo, las sanciones continuaron, por lo que la regla se desechó a fin de año.

Desde ese momento, los autos de tiempo completo podían utilizar un máximo de cinco motores a lo largo de la temporada; en caso de utilizar un sexto, el infractor dejaba de sumar puntos para el Campeonato de Marcas, lo cual era poco o nada perjudicial.

Eventualmente, el límite de motores a usarse se redujo a cuatro; hoy, un programa de tiempo completo, incluyendo pruebas posteriores y previas a una temporada, tiene que cubrir 10,000 millas con su cuarteto de motores.

Kanaan (FOTO: Gustavo Rosso/Patagonia Visual Solutions)
FOTO: Gustavo Rosso/Patagonia Visual Solutions

Para 2020, el noveno año del paquete motriz actual, se reintroducirán sanciones: quien haga un cambio no aprobado perderá nueve lugares en eventos ovales y seis posiciones en circuitos permanentes y callejeros.

El castigo solo se impondrá a quien utilice un quinto propulsor durante la campaña, en caso de que los cuatro previos no totalicen las 10,000 millas requeridas.

Quizá éste es el origen del regreso de la regla ya que, en los últimos años, en especial 2019, algunos de los contendientes al título cambiaban de unidad de manera frecuente en la parte final de la campaña, sin mencionar que será una herramienta de control de costos.

La sanción se cumplirá en el mismo fin de semana en el que incurre la falta; en caso de que el cambio ocurra durante una prueba oficial, la sanción se cumplirá en la siguiente carrera.

Si el equipo (no la marca) hace el cambio de motor por su cuenta, perderá 10 puntos en los Campeonatos de Pilotos y Propietarios.

Como ocurrió originalmente, no se servirán las sanciones para las “500 Millas de Indianápolis”, sino que se acumularán en la siguiente competencia, es decir, en Detroit.

Un cambio de motor se considerará válido si llega al kilometraje que determine la constructora, una cifra que rondará las 2,500 millas, aunque esto queda a discreción de cada marca.

Los equipos también podrán cambiar motores en las pruebas colectivas o que organicen las marcas sin sanción; mismo caso para eventos especiales o que no sean para carreras oficiales, como el Pit Stop Competition que se realiza en el Día de Carburación en Indy.

En caso de accidentes en los que los motores queden dañados, se podrá hacer reemplazos sin sanción, siempre y cuando la constructora presente pruebas a INDYCAR para que ésta apruebe el movimiento.

En el Campeonato de Marcas, los puntos se otorgan a los dos mejores representantes de Chevrolet y los dos mejores de Honda elegibles, con un formato similar al de la puntuación de pilotos.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s