Pagenaud (FOTO: Shawn Gritzmacher/INDYCAR)

Pagenaud está de regreso en lucha por el título

Tras el ligero declive de junio, Simon Pagenaud está listo para contraatacar por segunda vez en el campeonato 2019 de IndyCar.

Después de ganar las dos competencias en Indianápolis, incluyendo las prestigiosas 500 millas, el francés asumió el liderato general para finalizar el mes de mayo.

Sin embargo, un accidente en la segunda prueba en Detroit, un mal reinicio en el sprint de 10 vueltas en Texas y un incidente con Colton Herta en Road America lo volvieron a retrasar ante sus rivales directos, su coequipero Josef Newgarden y Alexander Rossi.

La victoria en Toronto le ha vuelto a dar el impulso necesario para ser la tercera fuerza en la carrera hacia la Copa Astor. Teniendo desventaja de solo 39 puntos ante el líder, Pagenaud buscará seguir con el buen paso este sábado en Iowa.

“Después de Indy, (el panorama) fue un poco borroso, honestamente”, dijo tras su victoria en Toronto. “Detroit definitivamente no fue el fin de semana mejor preparado para nosotros por deberes”.

“Era hora de recargar las baterías, volver a pensar sobre lo que necesitábamos para seguir adelante, porque hay tres carreras en los próximos tres fines de semana, en los que realmente vas a saber quién está en el campeonato para el final. Tenemos que puntuar grande aquí”.

“Pero lo más importante es ejecutar como hicimos en Indy. Al final del día, debes estar en el Top 5 en este punto y ahora es el momento de brillar”.

Sin lo vistoso como lo fue Josef Newgarden en junio, o lo mentalmente fuerte como Alexander Rossi en la primera mitad del campeonato, Pagenaud recobró la confianza cuando el mismo Roger Penske le dio su apoyo incondicional, tanto en público, cuando el propietario afirmó que estaría de regreso en su equipo en 2020, y en privado.

Esto, sumado con el descanso que necesitaba después de semanas de ajetreo (que además incluyeron un viaje a Francia para un Concurso de Elegancia y la visita a la sede de Borg Warner, donde su rostro por ganar la Indy 500 está siendo moldeado), era lo único que necesitaba.

Por ello se siente confiado con las pistas que restan en el torneo. Por ejemplo, en Mid-Ohio sumó una victoria (2016), una pole y cuatro podios, en Gateway finalizó tercero y cuarto en los últimos dos años, mientras que en Portland culminó sexto en 2018. En Iowa y Pocono aún no suma podios, pero está determinado a cambiar esta estadística.

“Creo que si ves en mi trayectoria en IndyCar, he estado peleando por campeonatos casi cada año. Nunca me descartes. Es todo lo que puedo decir”, expresó. “Tal vez aquí al final, lo estoy mostrando hoy, es mi determinación la que está hablando, no es pretencioso, es solo que tengo un gran equipo detrás de mí”.

“Ganamos la carrera más grande del mundo. Acabamos de ganar una carrera increíble (Toronto). Para estar en una pista de pilotos donde necesitas tener un auto, chassis y motor realmente buenos, lo demostramos hoy (el domingo). Tenemos todo el equipo, todas las herramientas para hacerlo bien. Ahora solo es cuestión de saber cuándo empujarlo”.

“Es un campeonato largo. Tienes que construirlo. Estoy aquí y creo que Newgarden, Rossi y (Scott) Dixon lo saben, como sé que ellos también están aquí. Va a ser una gran pelea al final”.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s