Aleshin y Sato (FOTO: Chris Jones/INDYCAR)

Iowa no está exento de los accidentes

Iowa Speedway es uno de los óvalos singulares que visita anualmente la IndyCar Series. 

Los pilotos lo describen como un trazado en el que se pueden alcanzar velocidades de superspeedways, a pesar de sus 7/8 de milla (1.4 km) de extensión.

Por lo general, la acción en pista es muy apretada en todo momento ante los rebases constantes durante el recorrido: sin embargo, como en todo circuito, la posibilidad de que algo salga mal es latente, y la historia ha demostrado que puede desencadenar eventos decisivos o situaciones infortunadas.

Estos son algunos accidentes que tanto la IndyCar como la Indy Lights ha protagonizado en este óvalo, el cual cumple 10 años en el calendario del automovilismo de fórmulas en Estados Unidos.

2007: La presentación de la categoría en este óvalo fue un poco anticlimática, en especial porque solo 10 de los 19  a la bandera a cuadros.

No se había llegado a la mitad de la distancia cuando un lento reinicio del líder generó que el pelotón se compactara, por lo que los contactos entre Danica Patrick y la dupla de Vision Racing, conformada por Ed Carpenter y AJ Foyt IV, dejando fuera a Sam Hornish Jr. y Kosuke Matsuura, y arruinando un buen resultado para Helio Castroneves.

2007: La Indy Lights también hizo su presentación en Iowa hace 10 años, en un día en el que Wade Cunningham dominó a placer, hasta que Alex Lloyd lo superó faltando diez vueltas.

Pocos incidentes enmarcaron la jornada; sin embargo, el de Sean Guthrie, a bordo de un auto de Team Moore Racing, no fue normal, ya que pegó en la barrera que divide a los pits de la pista.

2009: La visita de la categoría telonera de la IndyCar del mencionado año se recuerda por la victoria de Bia Figueiredo y Sam Schmidt Motorsports, en una prueba que terminó bajo bandera amarilla, producto de otro inusual accidente.

Pippa Mann y James Davison tuvieron un contacto al ingresar a la Curva 1, pero el ángulo en el que sus máquinas se engancharon derivó en que, al pegar con la pared, el de la inglesa rebotara y volcara. Incluso, “Bia” estuvo cerca de golpearla a alta velocidad.

La inglesa, para su fortuna, salió ilesa.

2011: El que quizá ha sido el accidente más significativo que atestiguó la IndyCar en Iowa se suscitó en 2011.

Will Power, quien luchaba por el título con Dario Franchitti, tuvo una noche para olvidar a finales de junio, ya que un contacto con Charlie Kimball en pits le hizo perder múltiples posiciones, a lo que le siguió un duro contacto en la curva 2, que le dejó una conmoción.

En las entrevistas, era evidente que el piloto de Team Penske se veía aturdido y fatigado, aunque para su fortuna, no se perdió la siguiente carrera.

2015: En términos deportivos, el inconveniente de Juan Pablo Montoya en la visita a Iowa, hace un par de años, fue mayoritariamente vital para sus aspiraciones al título.

Fue necesaria una suspensión rota para que, con solo ocho giros completos, el colombiano pegara de forma considerable con la pared; sería además el único abandono que sufrió en el año.

Montoya no completó ninguna de sus tres participaciones en Iowa: el año previo, se involucró en un incidente con Ed Carpenter, mientras que en 2016, se retiró por una falla de motor.

Un comentario en “Iowa no está exento de los accidentes”

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s