Urrutia: "Fue una muy linda prueba"

FOTO: Prensa Santi Urrutia
Santiago Urrutia completó su primera prueba en un IndyCar este jueves, en el marco del último test colectivo del año que se celebró en Sonoma Raceway.
A pesar de sufrir un trompo en su primer contacto con la pista, en parte debido a que todavía buscaba la postura adecuada de manejo, el uruguayo completó alrededor de 50 vueltas con el vehículo de Schmidt Peterson Motorsports que maneja de forma regular Mikhail Aleshin; sus impresión fue positiva al finalizar la jornada matutina.
“La verdad, muy contento”, dijo. “Una muy linda prueba, muy diferente. Lo que me sorprendió más fue la frenada y la velocidad de curva que tiene el auto, me acostumbré enseguida a la potencia después de la segunda, tercera vuelta, salida a salida iba mejorando. Hicimos un gran trabajo con el equipo”.
Extraoficialmente, de acuerdo con RACER Magazine, “Santi” dio una vuelta rápida de 1:18.62 m., justo por detrás de Zach Veach, quien utilizando el coche de Josef Newgarden, registró 1:18.32 m.; después quedó su coequipero André Negrao, quien con la máquina de James Hinchcliffe hizo 1:18.35 m.
Según su perspectiva, un poco más de tiempo en pista le hubiera permitido mejorar sus registros, que de por sí son muy competitivos, ya que se colocó a 1.3 segundos de Helio Castroneves, quien de forma extraoficial hizo lo mejor durante la tanda matutina.
“Siento que tengo muchísimo para mejorar si hubiera tenido la oportunidad de girar toda la tarde, seguramente hubiera mejorado aún más, pero muy contento por mi primer contacto con un IndyCar”, dijo.
James Hinchcliffe aplaudió la labor de sus dos coequiperos, destacando la retroalimentación que tuvieron con la escuadra.
“Creo que ambos hicieron un gran trabajo”, comentó a Motorsport.com. “Es mucho pedir que vayan a una pista en la que no están familiarizados, especialmente este lugar (Sonoma), con todos los cambios de elevación y la superficie sin ser lo que solía ser en cuestión de nivel de grip. Es intimidante”.
Urrutia con su coach Eliseo Salazar (FOTO: Prensa Santi Urrutia)
“Pero ambos mantuvieron sus autos limpios a excepción de un trompo al inicio de la mañana, diría que estuvieron impresionantes”.
El siguiente reto para Urrutia, Veach y Negrao es la final de la Indy Lights en Laguna Seca, pista ubicada a poco menos de 260 km (tres horas) de Sonoma, en el que el campeón de Pro Mazda en 2015 tiene intenciones de alzarse con la corona.
“Es lo más importante del año, ganar el campeonato y poder hacer IndyCar el año que viene”, dijo.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s