Bourdais (FOTO: Matt Fraver/IMS, LLC Photo)

Bourdais: “Este auto pudo ser el ganador”

No hubo duda. Sébastien Bourdais volvió a robarse el espectáculo en una carrera de la IndyCar.

El francés demostró que no hubo necesidad de que se generaran banderas amarillas en la jornada del domingo en Mid-Ohio; con pura velocidad, atacando en el momento adecuado y jugando un poco con la estrategia, pasó del 24° al sexto lugar para romper una mala racha de resultados que lo ha afectado en gran parte de la etapa media del campeonato.

Sin embargo, su actuación solo lo dejó pensando qué hubiera pasado si no cometiere el error en la calificación que lo condenó al fondo de la parrilla de salida.

“Hoy fue de arreglar el gran desastre de ayer”, dijo. “Es triste, ya que este auto pudo haber sido el ganador hoy con nuestro ritmo. Fue un gran manejo y no creo que haya sido mejor que ir del 24° al sexto en una pelea directa en una pista en la que es difícil rebasar”.

Bourdais no efectuó la vuelta más rápida de la carrera, pero fue uno de los que mejor administró sus neumáticos para ser el más veloz en gran parte del recorrido. Tras completar 10 vueltas, dejó los neumáticos duros para portar los blandos el resto del recorrido; solo le tomó 25 giros llegar a la mitad del pelotón, en parte gracias a la pista libre que encontró después de sus detenciones, mismas que adelantó en un par de vueltas en contra de sus rivales.

Superaciones temerarias a Simon Pagenaud y Ryan Hunter-Reay antes de terminar el día valieron el boleto para los asistentes pero, con todo y que obtuvo su mejor resultado desde el Gran Premio de Indianápolis (4° posición), la desazón de lo que pudo haber sido, en un año que plagado de errores y mala suerte, permanece.

“Muy feliz con el día, pero algo decepcionado para el grupo en lo que respecta al fin de semana, ya que creo que pudimos haber estado en el podio”, aseguró.

Desde el final del mes de mayo, Bourdais ha desaparecido de la lucha por el campeonato de la IndyCar; a pesar de ser el mejor Honda en calificar a las “500 Millas de Indianápolis”, un accidente lo marginó de completar su regreso, ante el aparatoso golpe de 2017.

Llegó Detroit, donde finalizó en 13° y 21°, jugó con los neumáticos en Texas para llegar en octavo, pero en las siguientes tres fechas, Road America, Iowa y Toronto, entregó los lugares 13, 11 y 19.

Con cuatro compromisos restantes, el integrante de Dale Coyne Racing se ubica en décima posición, a 201 unidades de Scott Dixon. Aunque se esperaba que un equipo modesto fuera tan competitivo como inconsistente, la mala serie de actuaciones dejó, por segundo año consecutivo, la negativa de saber si el francés sería capaz de pelear la corona ante los equipos grandes.

Pero espectáculo es lo que no falta, y así lo demostró al pasar a 20 coches y no dejarse superar.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s